13 de abril de 2024

Expectativas de Crecimiento para las Materias Primas en 2024

26 de marzo de 2024
26 de marzo de 2024

Con expectativas de récords nominales, el banco ve un año prometedor para los commodities ante la flexibilización monetaria.

Crédito: Pixabay.

Bogotá, 26 de marzo de 2024 – Según un reciente análisis de Goldman Sachs Group Inc., se espera que las materias primas experimenten un avance significativo durante el año 2024. Los expertos anticipan un aumento en la demanda industrial y de consumo como resultado de las medidas que los bancos centrales de Estados Unidos y Europa están tomando para reducir las tasas de interés.

Los analistas, entre ellos Samantha Dart y Daan Struyven, proyectan que las materias primas podrían tener un rendimiento del 15% a lo largo de 2024. Esta estimación se basa en la expectativa de que los costos de endeudamiento disminuirán, la fabricación se recuperará y los riesgos geopolíticos continuarán. Se prevé que el cobre, el aluminio, el oro y los productos petrolíferos sean algunos de los commodities con mayor potencial de apreciación.

Durante el primer trimestre del año, las materias primas ya han mostrado un modesto avance, con un fortalecimiento notable en el precio del crudo y récords alcanzados por el oro y el cobre, este último superando los US$9.000 por tonelada. Tanto la Reserva Federal de EE.UU. como el Banco Central Europeo han indicado su intención de reducir los costos de endeudamiento en respuesta a una inflación en descenso, mientras que China ha expresado un renovado apoyo a su proceso de recuperación económica.

Los analistas de Goldman Sachs destacan que, históricamente, los recortes de tasas en EE.UU. han conducido a un incremento en los precios de las materias primas, especialmente en los metales como el cobre y el oro, seguidos por el petróleo crudo. Además, señalan que el impacto positivo sobre los precios tiende a intensificarse con el tiempo, a medida que las condiciones financieras más flexibles estimulan el crecimiento económico.

La visión de Goldman es compartida por otros observadores del mercado, quienes también pronostican un nuevo ciclo alcista para las materias primas, apoyado por una oferta más ajustada y la recuperación de la economía global. Entre las previsiones de fin de año de Goldman, se encuentran el cobre a US$10.000 la tonelada, el aluminio a US$2.600 la tonelada y el oro a US$2.300 la onza, cifras que establecerían nuevos récords nominales.

Sin embargo, el banco también advierte sobre la necesidad de un enfoque selectivo, manteniéndose bajista en cuanto a las perspectivas para los metales utilizados en baterías como el níquel, el cobalto y el carbonato de litio. Los analistas consideran prematuro declarar el fin de los mercados bajistas para estos commodities.

A pesar de que la Fed mantuvo las tasas de interés estables la semana pasada, se mantiene la expectativa de tres recortes durante este año. No obstante, se prevé que el principal indicador de inflación en EE.UU., que se publicará en los próximos días, continúe reflejando una presión sobre los precios superior a la deseada.