31 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Entre extremos y firmas

21 de enero de 2023
Por Álvaro Rodríguez Hernández
Por Álvaro Rodríguez Hernández
21 de enero de 2023

Con la irrupción, ¡otra vez!, del ex presidente Andrés Pastrana, queda claro, evidente y es nuestra lectura, que la antigua Nueva Fuerza Democrática, por cuya personería jurídica, se lanzó, busca capitalizar el inconformismo petrista y quitarle, restarle cauda, al partido conservador hoy declarado “partido de gobierno”.

No es poco, que mientras los congresistas azules, están ´pintados´ de Históricos, el conservatismo ortodoxo, mueve la aguja y busca recuperar la derecha.

Ello, sería el milagro, que le de ´oxigeno´ al Centro Democrático, partido este confundido y con nostalgia de poder.

Hay que procesar, qué tanto el gobierno Gustavo Petro, sufre un desgaste y produzca colapso. Esto generaría un cambio en retroceso en el poder en las urnas ciudadanas.

No se puede negar hoy que en el radar esta posibilidad, está presente, no por ideologías sino por la inflación y el costo de la cida y la inseguridad que asoma orejas. O, por el general invierno.

A ambos partidos en Risaralda, pocos le pronostican, éxito electoral.

El movimiento de ciudadanos pro voto en blanco, es una utopia en la región.

Hay nuevas narrativas planteadas en la política local. En la recomposición de la democracia territorial.

Muchos aspirantes, se demarcan y emergen, para profundizar campaña y visibilizar acción, con el recaudo de firmas. Para alcaldías y gobernación.

De hecho, las “parejas”, para el baile, en ese “estallido social” de aspirantes, reglan lo ajustado – lo reñido, mejor- que será la pelea por grupos sociales, tratando de apoderarse del voto tradicional y éstos, a la vez, cargando con fuerza para no dejarse sacar del tinglado electoral.

Pero, si se ´cocinan´ alianzas, se consolidan fuerzas o movimientos políticos, en las elecciones, pese a falta 9 meses, producirán letales cambios en concejos, alcaldías y la asamblea.

Por ejemplo: coaliciones firmes de grupos focales como indígenas, la nueva ruralidad, la tranversalidad afrodescendiente, el ímpetu de grupos emergentes, como referentes de organización, un coletazo comunal, desplazarían personajes encumbrados y apoltronados, que ´vegetan´ en distintas corporaciones.

Eso sí, es una lástima el deterioro argumentativo y falta de representatividad, a la que están sometidas las Juntas Administradoras Locales – JALs -. El desafío, es que no desaparezcan y que reasuman su rol.