29 de noviembre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

La Justicia española accede a extraditar a un presunto sicario colombiano

27 de septiembre de 2022
27 de septiembre de 2022

Madrid, 27 sep (EFE).- La Audiencia Nacional española ha accedido a extraditar a Jesús Alejandro Ramírez Valencia, alias Pepe, a Colombia, donde está reclamado por presunta implicación en trece asesinatos entre 2018 y 2019 como miembro del grupo criminal Los Monacho.

En un auto, los magistrados consideran que se cumplen todos los requisitos para proceder a la entrega del reclamado, es decir, que esté acusado de delito común y no haya prescrito, no se advierta motivación espuria en la petición de entrega y que, en este caso, la pena mínima del homicidio agravado parte de 400 meses de prisión.

Pepe, de 31 años, se opuso a ser entregado a Colombia, donde está acusado de integrarse como mando medio en 2018 y 2019 en la citada organización, dedicada al tráfico de estupefacientes y a la comisión de asesinatos selectivos para el control de la venta de droga en la ciudad de Guadalajara de Buga Valle.

La Audiencia Nacional rechaza el argumento de la defensa sobre que no existen indicios de su participación en esos hechos y recuerda que, en las extradiciones, no se decide acerca de la hipotética culpabilidad o inocencia ni se realiza un pronunciamiento condenatorio; simplemente se verifica el cumplimiento de los requisitos y garantías previstos en las normas para acordar la entrega.

En relación con la petición de suspender la extradición por haber solicitado asilo, el tribunal español explica que esto no paraliza el procedimiento, que debe seguir su curso, suspendiéndose en su caso la ejecución de la entrega hasta que sea definitiva la decisión sobre la protección internacional pedida.

Según la documentación enviada por las autoridades colombianas, Ramírez Valencia se integró en la organización criminal Los Monacho en un mando medio de las actividades de narcotráfico y homicidios selectivos.

En el seno de este grupo, el reclamado “pudo ser el determinador” de trece homicidios entre los años 2018 y 2019.

La mayor parte de los componentes de la organización están encarcelados en Colombia a la espera de juicio y, cuando fueron detenidos, les incautaron dos pistolas, cinco proyectiles y cartuchos. EFE