28 de septiembre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Política con pimienta. Mauricio Lizcano en el alto gobierno

8 de agosto de 2022
8 de agosto de 2022
Entró pisando duro y por lo alto en el nuevo gobierno nacional el exsenador Mauricio Lizcano, quien fue el primer funcionario nombrado y posesionado por el presidente Gustavo Petro como director del Departamento Administrativo de la Presidencia, DAPRE, en su primer decreto en el Palacio de Nariño, tras asumir el mando del Poder Ejecutivo.
El recién casado (en segundas nupcias) dirigente politico de extracción caldense, empezó a figurar en los equipos de apoyo al entonces candidato Petro, antes de la primera vuelta presidencial, cuando para sorpresa de muchos se sumó, con el nuevo grupo politico  que creó pocos meses antes, Gente en Movimiento, a esa campaña presidencial. Fue un cambio brusco, radical, de 180 grados, pues venía de militar en movimientos de derecha, entre ellos el partido de la U, al cual renunció para formar tolda aparte. Su primer objetivo fue alcanzar un escaño en la cámara de representantes y lo logró con Wilder Escobar quien alcanzó más de 57 mil votos, convirtiéndose en el mayor elector de Caldas. 

Y SE DIO GRAN VITRINAZO

Lizcano, quien resultó ser un sagaz zorro politico, se dio tremendo «champú» nacional y se le vió muy tieso y muy majo (aunque algo nervioso) al lado del nuevo Jefe del estado, firmando los decretos de nombramiento de los  ministros de su gabinete. No cabía de la dicha al ver que en los mismos quedaba impresa su rúbrica, y que en adelante, ejercerá funciones como uno de los más cercanos colaboradores de Petro, allá en la mismísima Casa de Nariño, epicentro del poder colombiano, a la cual aspira a llegar como jefe máximo en 2026. Está empezando bien el curso.

Y es que el todavía joven cacique politico se ganó la confianza de Petro tras la adhesión a su nombre y una vez elegido lo designó coordinador de las mesas de empalme con el saliente gobierno. Y estuvo sonando para uno de los ministerios, lo que finalmente no cuajó. 

CALDENSE DE NACIMIENTO  LA NUEVA MINTRABAJO

Hace parte del gabinete ministerial posesionado ayer una experimentada dirigente sindical, oriunda de Filadelfia, pero formada y educada en Pereira. Ella es Gloria Inés Ramirez Rios, quien desde temprana edad lió bártulos con su familia a la capital risaraldense, en donde sentó reales. Alli adelantó sus estudios y se graduó en la Universidad Tecnológica en Física y Matemáticas.

Desde entonces se dedicó  al ejercicio de la docencia y empezó a incursionar en los ajetreos sindicalistas dentro del magisterio, llegando a ser presidenta del gremio en Risaralda. Y se proyectó nacionalmente como orientadora de Fecode. Se lanzó al Senado y asistió a dos períodos, destacándose por su denodado trabajo a favor de los obreros y trabajadores.
Es muy cercana al senador Iván Cepeda y al propio presidente Gustavo Petro, es decir, no representa en la nómina ministerial a ninguna facción partidista o región en particular. 
Será que se acuerda de su patria chica? 

CAFETERO CALDENSE SE GOZÓ POSESION DE PETRO

En su vida nunca se imaginó don Rigoberto López que asistiría a la ceremonia de posesión de un presidente de la República. El, un campesino cultivador de café en una vereda de Anserma, jamás llegó a contemplar esa posibilidad, ni en sueños. Y fue uno de los escogidos por Petro para hacer parte del grupo de invitados especiales que lo acompañó a los actos centrales en la Plaza de Bolívar.
Como diría un abuelo caldense «mano lava mano», ya que el presidente entrante conoció a don Roberto cuando visitó su municipio en plena campaña para la segunda vuelta y disfrutó mucho su hospitalidad y sus atenciones, hasta el punto que desde ese momento decidió tenerlo como uno de sus invitados.
Otros humildes colombianos, como un pescador del Tolima, hicieron parte de este grupo de privilegiados. 

SIGUEN TRINANDO LOS URIBISTAS

No cesan las ofensas, agravios, descalificaciones y toda clase de denuestos contra el nuevo gobierno de Gustavo Petro, que constantemente disparan de las huestes uribistas, por las redes sociales.
Y esa actitud pendenciera se dio desde el propio saliente presidente Iván Duque, quien no desaprovechaba barranquito para hostilizar a su sucesor. Se convirtió en un sirirí, inmamable.
Pero la gota que llenó la taza fue la negativa de Duque a que la espada de Bolívar fuera llevada desde la Casa de Nariño a la ceremonia de posesión, tal como lo había pedido Gustavo Petro, como un acto simbólico, que recordaba el episodio cuando fue sustraída de la urna en la que reposaba en la Casa de San Pedro Alejandrino en Santa Marta, hecho cometido por el M-19 del cual hizo parte.
Y qué tal los trinos diarios de la senadora Maria Fernanda Cabal, quien destila odio y veneno contra todo lo que se parezca al nuevo gobierno. Cada vez se queda más solo el uribismo en su afán de desconocer un triunfo presidencial que fue claro y transparente en las urnas. Y eso que saben que tienen derecho a ejercer una oposición constructiva desde el Congreso, pero sin la belicosidad que están utilizando. 

LOS VECINOS DE RIOBLANCO PODRAN RESPIRAR TRANQUILOS

Los movimientos ambientalistas de Caldas celebran la decisión del Tribunal Administrativo de Caldas de excluir el sector de La Aurora del plan de expansión urbana contemplado en el plan de ordenamiento territorial de Manizales del año 2003.
Es un fallo de segunda instancia que confirmó lo determinado por un juez administrativo, y que les da la razón a los demandantes en el sentido de que la construcción de vivienda en esa zona, es lesiva para el medio ambiente, por estar en terrenos adyacentes a la reserva natural de Río Blanco, un espacio de conservación de biodiversidad, considerado uno de los más ricos en epecies de fauna y flora del país.
Así se frustra el proyecto de construcción de vivienda Tierra Viva, que adelantaba la firma CFC, que constaba de unos 2 mil apartamentos en varias torres para clase media, con todas las comodidades y características de una moderna ciudadela.

LA FRASE DEL DIA

La extractamos del discurso de posesión del presidente Gustavo Petro: «En mi gobierno no perseguiremos a la oposición política, ni a la prensa libre, ni al poder judicial, ni al que piense diferente»