2 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

La fragilidad del poder

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
11 de agosto de 2022
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
11 de agosto de 2022

En pleno siglo XXI donde las redes sociales son parte de la democracia, seguro una democracia frágil, determinada en muchos casos por las máquinas y que genera desconexión entre el gobernante y los gobernados, hay que decir que también son el camino más cercano para que la mayoría de las personas se den cuenta de la cotidianidad de un mandatario y de las decisiones que está tomando.

Es así como termina siendo muy difícil de entender por qué un gobernante bloquea de sus redes sociales a los ciudadanos. Está claro que gobernar es complejo, recibir críticas y mensajes que afectan el ego no le gusta a muchos, pero de eso se trata afrontar la vida de lo público, tener la fuerza de aguantar las cosas que se dicen negativas en redes sociales, es más, la solución es no prestarle atención a esos comentarios dañinos qué a todos los que estamos en la política nos han hecho alguna vez. Pero bloquear a los ciudadanos no es la salida.

Todo esto para contarles que esta semana me di cuenta que el alcalde Carlos Mario Marín me bloqueó de su cuenta en twitter. Tengo que aclarar que esto ni me afecta, ni me generan preocupación, por el contrario creo que si me bloqueó fue justamente por mi control político y por muchas verdades que he dicho desde el Concejo de Manizales, que seguramente le han incomodado y que por eso prefirió bloquearme.

Pero nos dimos cuenta que no fue solo a mí a quién bloqueó, sino a una cantidad de ciudadanos más que seguramente han usado su cuenta de twitter para enviarle mensajes de inconformidad por lo que están viviendo en Manizales, y decirle, lo que para nadie es un secreto y es, que Manizales administrativamente y en términos de planificación va mal.

Voy a explicar hasta donde yo sé, por qué el alcalde me bloqueó de twitter. Una semana antes de que se acabara el segundo periodo de sesiones ordinarias, justo finalizando el mes de julio, la administración municipal envió tres proyectos de acuerdo para que el Concejo les hiciera primer y segundo debate en menos de siete días. Yo levanté mi voz de protesta debido a que la planificación de un municipio no se puede hacer a la carrera y en el Concejo no somos notarios de la administración que pasa proyectos de acuerdo sin dar el debate. Además el análisis y control político no pueden ser vistos cómo haciendo comidas rápidas.

Uno de los proyectos era sobre vigencias futuras y otro era para quitarle una parte del dinero de la estampilla pro universidades, aunque esa no era la única estampilla que se veía afectada, también estaba en juego parte de los recursos de la estampilla pro-adulto mayor, pro-cultura y pro-deporte.

Por supuesto que me opuse a estos proyectos, primero porque los recursos de la educación superior y pública no se pueden tocar y segundo porque como lo hemos dicho en diferentes debates de control político el cable aéreo es un capricho de esta administración y del alcalde Carlos Mario, quien lo va a hacer, pase lo que pase sin importar sobre quién tiene que pasar o qué derechos tiene que vulnerar, un ejemplo de ello es lo que ha tenido que padecer la institución educativa Inem por más de 18 meses y de la cual nosotros ya hemos escrito y hablado mucho.

Por ello cuando en el debate de Comisión Segunda se conoció que la Alcaldía pretendía quitarle 6 mil millones de pesos en estampilla, convoqué a algunos amigos representantes de las universidades públicas con quiénes hicimos un video alertando a la ciudadanía en general de esa grave situación, se propuso hacer un plantón en las afueras del Concejo al domingo siguiente en el segundo debate de ese proyecto de acuerdo. Sin embargo, al otro día de divulgado el video el alcalde de Manizales sacó ocho trinos en los cuales decía que yo era un mentiroso y calificando a las personas que habíamos salido en el video de fajardistas retrógrados. Todo intentando justificar lo injustificable y quitando recursos valiosos a las poblaciones más necesitadas.

Finalmente el domingo del debate el concejal ponente dio a conocer que la Administración Municipal retiraba la propuesta que impedía el ingreso de presupuesto a la educación pública, pero que afectaba también a los abuelos, la cultura y al deporte. Un logro de los estudiantes y de las voces que se alzaron para hacer un control político con argumento y en beneficio de la ciudadanía.

En conclusión el alcalde de Manizales no resiste la crítica, y a quien se atreva hacerlo lo bloqueará de sus redes sociales, sobre esto ya hay jurisprudencia que obliga a los mandatarios a desbloquear a los ciudadanos, protegiendo el derecho a lo información y seguramente su derecho a la protesta. Nosotros seguiremos haciendo debates y control político por más que a él le incomode nuestros rol.

 

@julianelpolit

[email protected]