14 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Juegos Departamentales Campesinos impulsan el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia

6 de agosto de 2022
6 de agosto de 2022

Los Juegos Departamentales Campesinos, liderados por el Gobernador Víctor Manuel Tamayo Vargas siguen encontrando aliados, esta vez uno simbólico y que es patrimonio mundial de la humanidad. Se trata del Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, PCCC. En cada foto donde sale un campesino, de fondo está el imponente, sublime e irrepetible paisaje, haciendo honor al estatus que le dio Organización de Naciones Unidas, (ONU) en 2011.

Como dice la descripción misma se representa la: “adaptación humana a condiciones geográficas difíciles sobre las que se desarrolla una caficultura de ladera y montaña”.

Qué sería del paisaje cultural cafetero sin los campesinos, sin los habitantes del campo. Ellos adornan las vastas montañas que integran a una de las zonas más bellas del planeta.

Un proyecto de la Gobernación de Risaralda es estrechar mediante un evento deportivo, la relación de los campesinos con sus habilidades, esas que un territorio difícil, han de verse reflejadas a través de actividades deportivas y recreativas, no solo en el gesto noble de sembrar y recoger la cosecha.

El PCCC está integrado por 51 municipios de Risaralda, Caldas, Quindío Valle del Cauca y por más de 800 veredas. De ese número el paisaje incide en 10 municipios de Risaralda, siendo Apía, Belén de Umbría, Marsella, Santuario y Santa Rosa de Cabal los de mayor influencia identitaria.

Los Juegos Departamentales Campesinos se inauguran en un municipio incluido en el paisaje: Marsella y se clausuran en un municipio incluido en el paisaje: Santuario.

Esto quiere decir que a nivel social y territorial los juegos campesinos representan más que un encuentro alrededor del deporte y la recreación, un evento de impacto en el capital social del paisaje.

Es por eso que diferentes entidades han visualizado la importancia del mismo, al entenderse con una dinámica integral entre el ser humano, sus habilidades y el territorio. Varias de ellas han pedido participación, en el entendido que los principales beneficiados los mismos campesinos.

Finalmente, se resalta que Risaralda es un territorio sinigual donde su gente, la tiene una relación armónica con el lugar que habita.