10 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Análisis: Gustavo Petro Urrego y Francia Márquez Mina: entre el hambre, la unidad y los convites ciudadanos

5 de agosto de 2022
5 de agosto de 2022

 

Por Álvaro  Rodríguez Hernández
www.eje21.com.co

 

-Entre el progresismo y la utopía

-Colombia gira a la izquierda

-Jóvenes y voltaje por diálogos regionales

-La política que se vivirá en Risaralda

-¿Liberales perderán la alcaldía?

El abanico de posibilidades para el PH

-Juntanza política en lo electoral

-La ciudadanía en el centro del gobierno

-Mandatarios por encima de los políticos

-Política con umbrales y alianzas

 

 Es una mirada al presidente Gustavo Francisco Petro Urrego, 62 años, el 42 en la historia de Colombia y nacido en Ciénaga de Oro.

El 7 de agosto del 2022, es la fecha en que Colombia giró a la izquierda y proclamó una nueva historia política.

El triunfo de Francia Helena Márquez Mina, la afrocolombiana que “invita a vivir sabroso y soy porque somos”, desde lo raizal y con un estilo para comprender.

Desde lo político, las regiones, el Congreso y lo electoral desde su base popular.

La que tiene presente los diálogos o el convite ciudadano desde las regiones. La justicia social, ambiental, la paz total con las implicaciones y los ruidos que generan en la esfera de lo público. Con visión de sociedad y sin exclusiones detonantes.

Más que un economista estructurado, es un crítico consumado. Pero ante todo un político de linaje, que llega al tercer intento Que se mueve entre el progresismo y la utopía. Entre muchas guerras por la paz y lo social, un discurso que consume desde su humanismo, expresado entre los recovecos de la política- politiquera, si se quiere.

Capítulo aparte, merece la narrativa desde la seguridad social en el contexto Colombia.

Creador de muchos escenarios políticos desde la Colombia Humana (2011) Léase:  Movimiento Progresista

Muchos, ya montados en el bus, amarán el momento en el quiebre del auge ciudadano y la movilización social, que están en los pliegues, en la amalgama de cerca de 20 partidos y movimientos – múltiples tendencias, entre ellas, ”los que llegaron primero”, la ruleta de los egos y el desaire por liderazgos vencidos, el triunfo de los jóvenes, nuevas generaciones y viejos, que esperaron el momento y “los nadies, la de los valores populares” – que están en la espiral, cruzando muchos años de sueños y esperanzas en la América Latina, donde crecieron y se multiplicaron demasiados riesgos de corrupción.

O, bien como lo definió el politólogo, Petrit baquero en El Espectador: ”también ganó  con sus múltiples tendencias, distintos nombres  y muchos escenarios de acción , derfendiendo9 la igualdad de oportunidades, oyendo las voces disonantes de las verdades oficiales y cuestionando9 las jerarquías férreas que no quieren cambiar.”

La que tiene presente “que las desigualdades estructurales, deben enfrentarse con voluntad férrea haciendo frente a la injusticia”.

Con mínimos éticos y políticos que llamen a la Unidad nacional. Pero de manera especial, a respetar la vida.

LA HISTORIA

Entre ese anclaje electoral del alcalde bogotano, del fogoso senador de la república,” del hombre que tiene conocimiento del país y el poder”, bástenos recordar las formas políticas en su construcción electoral:

-4.5 millones para la interconsulta interpartidista.

– Su primera vuelta donde recogió, 8.541.617 votos y la segunda vuelta presidencial donde, paró el cajero electoral con 11.260.105 sufragios.

-Un crecimiento relevante después del simbolismo que marcó el ex magistrado, Carlos Gaviria Diaz, reflejado en un crecimiento interesante en una izquierda diáspora y mala para aglutinarse por liderazgos fallidos.

 EL CONGRESO

No es un secreto que tuvo que reversar muchos hechos que conoce desde el sentir o el manejo del Congreso, para “montar“ mayorías.

Arranca con gobernabilidad para preservar el patrimonio de lo oficial.

Con un rey electoral cuestionado como Roy Barreras, pero que nadie le discute su habilidad para ser “zorro” desde lo político. Cuando ellos vienen, Roy hace rato llegó con una “cirugía” sobre el cadáver electoral o los residuos de partidos decadentes que suman poder para “no morir en el intento”.

Suma 20 senadores y preserva 27 Representantes a la Cámara, como patrimonio pero que sumados a otros partidos, arrastró como para enfrentar más de 40 iniciati9vas legislativas y profundas reformas para estructurar un gobierno del cambio o presentando una agenda triple A como se avizora, entre forcejeos de las nuevas realidades presentes.

Que cruzan caminos que tienen como ruta una gran reforma electoral, tributaria, justicia, pensional, para definir destinos.

La que busca romper el reto del hambre bajo el amparo de la seguridad alimentaria y en instantes que galopa sobre un presupuesto ajeno con déficits identificados.

-Le corresponde, ahora,  despachar esa juntanza política para afianzar  su modelo de gobierno.

Con un presupuesto nacional de fondo que hereda, como se escribió, que será uno de sus principales dolores de cabeza.

DESDE EL GOBIERNO

La marca Pacto Histórico, se moverá entre la ideología de la izquierda que gira y que interpreta, si gana Lula da Silva en Brasil, el gobernante número 11 de la llamada “marea rosa” que se extendió por el continente.

Si discurso base de posesión, apuntalará razones   para argumentar lo que propone entre transición y cambio.

Que servirán para medir el pulso entre el capital, productividad, economía y la Colombia rural y profunda que viene desde la periferia al centro.

No será fácil capotear el Petro – Francia, críticos, que el que está en la orilla del gobierno.

Su acto de posesión, busca “meterle pueblo o ciudadanía a la democracia”, como pedido mayor de juntar la Colombia dislocada. La que reclama respaldo ciudadano.

Lo otro es la vía de las Asambleas populares o diálogos regionales en sintonía con la gente en un tránsito de no perder del centro, la ciudadanía, modelo 2022.

La que busca el brinco social dentro de un esquema que busca incorporar una ciudadanía viva.

La que emocionó con restablecimiento de relaciones con Venezuela, la que brindó apoyo a Escazú y dejó en claro la propuesta acerca del fracking y gobierno en transición energética, como lo ha expuesto.

DESDE LAS REGIONES

Muchas serán las apuestas por mitigar: primero, que se escuchen las regiones en sus muchas variables y diferencias contenidas o atravesadas por el PIB.

La llegada del pacto Histórica en Risaralda, atraviesa múltiples lecturas:

-Por el momento la precariedad de candidatos a la alcaldía de Pereira, que centre esfuerzos para progresar en la apuesta por tener gobernador.

Hoy la discusión está en el radar por los guarismos dejados en las elecciones al Congreso. Pero distinta es la versión en modo concejos y Asamblea y una apuesta, por apuntar a buenos candidatos.

Colombia tiene una prospectiva de elegir mandatarios por encima de los políticos.

-Consolidar la RAP y la visión de diálogos regionales como para poner a pensar la gente y sumar nuevos liderazgos ganadores.

-Que sean referentes de un país en marcha y no más de lo mismo que con certeza, exigirán.

-Que generar confianza, transmitirá tranquilidad.

 

LO ELECTORAL

Vale revisar los más de 36 candidatos que en listas, más de 8, se pusieron a disposición del elector para seleccionar los 4 representantes y los dos senadores.

La marca liberal que repitió dosis y la que ahogó el histórico partido conservador que estranguló su voracidad electoral durante más de 60 años.

En cambio, histórico, los dos Representantes a la Cámara de Verdes.

Vale señalar en ese orden que Risaralda que después de Caldas, es el segundo en el Eje con volumen político.

Lo otro es un senador liberal, con una votación superior impuesta por Juan Pueblo Gallo y la de Juan Samy Merheg, que tuvo sabor agridulce con la pérdida de Cámara. Pero otra lección, fue la votación conseguida afuera y bla sequía electoral sumada en su territorio, Ri9saralda.

-Petro ganó en 5 de los 14 municipios en Risaralda: Dosquebradas, La Va Virginia, Mistrató, Pueblo rico y Quinchía.

EXTREMA DERECHA

-Se ve en lo electoral, el resurgir de un país de extrema derecha. Donde el CD, gran perdedor en la máquina electoral del Congreso y quedarse sin candidato a la Presidencia de su caparazón, serán los tibios. Marcan declive y ello los junta para oposición.

-El partido conservador, será el centro y no la derecha autorizada que absorbió el CD.

-Veo el resurgir de una oposición amorfa, brotada más por instintos a extra hechos del acontecer nacional.

-Corrobora el momento actual que el país está muy lejos de los políticos.

Todavía siguen en muchos rescoldos, creyendo que no fueron derrotados o esperando transporte y refrigerios del rancio trasnoche o del guayabo electoral.

No es extraño “que solo el 9 por ciento del ciudadano cree en estos”. A ello, súmele, la ausencia de partidos – partidos como estructuras sólidas en sus jefaturas.

-Justifica decir que los partidos en un alto porcentaje, casi todos, quedaron en la trastienda revisando lo ocurrido con el triunfo Petro – Francia H elena. Partidos residuales que hicieron mal la tarea. Y, que la carpa la bajaron después de la función y que por estos días sienten el eco de sus derrotas.

-La gente espera liderazgo en el Pacto Histórico y no una puja de egos. ¿Será que el Pacto Histórico hacia el presente será uno solo y acoge al Verde? En un laboratorio electoral que puede darse. Argumentos existen.

FRACTURAS

-Nadie podrá negar hoy en Risaralda, bajo el influjo de lo que se respira y registra: las duras fracturas que viven liberales y conservadores, con por lo menos 3 y 4 matices. Atomizados y con actitudes antagónicas y de guerra. Crisis mediadas por elecciones de alcaldes y gobernador.

-Se ve un Pacto Histórico, con la necesidad de estructurar partido.  Y no en noche de misterio. La realidad no puede superar la ficción copn hacer fuerte en las corporaciones locales. Que no le acontezca lo sucedido con el CD, que nunca profundizo en expandir su poderío al plano región.

-El CD, fue un fiasco. Debe recomponerse, ahora sin el influjo del poder nacional. No estuvo en función de quipo sino de rupturas. Fracasaron de manera estruendosa en su nueva aparición al Congreso. Fue un poartido9 que nunca salió de Bogotá, en el mejor de los casos. En el territorio, no pasó de Cerritos.

-Se ven acciones puntuales para una recomposición banderiza para no naufragar en el intento de contar con umbral.

El decoro obliga hoy a buscarse para no desaparecer. Por eso ya se habla de alianzas entre CR y la U, MIRA y el CD. Ellos, les permitirá a la denomi9nada izquierda validar esfuerzos si juegan a unidad real.

-Para los ALTERNATIVOS: coherencia, unidad. La ventaja probada, por muchos escenarios que no siempre se dan, la tienen los Verdes con los dos representantes.

-Claro que las elecciones locales, son a otro aprecio. Deben apuntalar a consolidar estructura, ampliar foco político y crecer juntos, aunque existan matices que son normales.