12 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

UNAL desarrolló la primera pista de conducción automatizada de Latinoamérica

25 de julio de 2022
25 de julio de 2022
La primera pista de conducción automatizada y cableada de Latinoamérica es el resultado del trabajo la Agencia Nacional de Seguridad Vial y el Laboratorio de Seguridad Vial de la UNAL Sede Bogotá. Fotos Brandon Pinto – Unimedios

La pista se utilizará para realizar el examen práctico necesario para obtener por primera vez –o recategorizar– la licencia de conducción, junto con el examen teórico que está implementando el Ministerio de Transporte a través de un acto administrativo próximo a expedirse. En ella se pondrán a prueba las habilidades y destrezas del conductor de carro o moto.

La primera pista automatizada y cableada de Latinoamérica es el resultado del trabajo la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el Laboratorio de Seguridad Vial de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá. Esto quiere decir que alrededor del recorrido se ubican sensores y cámaras que funcionan como un indicador de lo que está pasando durante el examen de conducción.

Ángela María Orozco, ministra de Transporte y quien estuvo acompañando la inauguración de la pista hoy en el campus de la UNAL Sede Bogotá, señaló que “las licencias de conducción, más que un derecho, son algo que uno se gana y que tienen una responsabilidad con la sociedad”.

Por su parte Luis Felipe Lota, director de la ASNV, manifestó que “la idea es que este prototipo sea el modelo de cualquier pista para exámenes de conducción en el país, lo cual es importante debido a que en Colombia los accidentes son una de las principales causas de muerte”.

El profesor Carlos Alberto Moncada, director del Departamento de Ingeniería Civil y Agrícola de la UNAL y del proyecto, explica que “tenemos cableada toda la pista –de más de 250 m de tramo– con cámaras y sensores de barrera, los cuales se encuentran a los costados de la vía, uno a cada lado; cuando un vehículo irrumpe la luz que está entre ellos se produce una señal que es enviada al centro de control para monitorear el paso del vehículo”.

Además, se ubicaron 12 cámaras de seguimiento, un semáforo y señales de tránsito como la de Pare.

La pista permitirá obtener la licencia de conducción por primera vez o recategorizarla para conducir un tipo de vehículo distinto. Las categorías de licencia que se podrán conseguir serán A1 y A2 para motocicletas –cilindraje igual o menor a 125 cc–, B1 para carros particulares (vehículos livianos), y C1 para autos pequeños de servicio público.

Prueba conducción en carro o moto

El examen práctico consta de dos pruebas: la primera se hace en la pista sensorizada (esta tiene tres tramos que los vehículos deben pasar) y la segunda en la calle –vía pública–. Para la prueba se utilizó una motocicleta de 125 cc y un automóvil Logan Sedan.

La moto lleva una cámara pequeña en la parte de adelante, la cual detecta tanto a los otros vehículos como el cambio de carril y los semáforos; además dos sensores de distancia adelante y atrás, un sensor de soporte lateral y frenos, y uno para la orientación e inclinación. El carro tiene estos mismos sensores, con la diferencia de que tiene dos cámaras en la parte de adelante.

En el baúl de los dos se tiene un computador con todo el cableado, un GPS aeronáutico, una antena para la posición y un router que permite tener red para enviar la información.

Algunas de las pruebas en carro son: manejo en ascenso, donde el vehículo debe detenerse en la mitad de una rampa y volver a arrancar; pruebas de reacción y maniobra frente a señales de tráfico y semáforos, así como manejo adecuado de los carriles y el parqueo.

Para la moto se realiza slalom de alta velocidad (pasar una serie de conos en zig zag), manejo de maniobras y reacción frente a las señales y la vía, y prueba de acarreo, que es llevar la moto caminando.

La información se envía a través de wifi al centro de control, donde un equipo de personas controlan desde computadores el procesamiento y la recolección de datos que luego son enviados a la ANSV, en donde el software hace un promedio del puntaje y califica a los conductores.

“La pista de prueba controlada evalúa habilidades muy básicas de conducción, mientras que en la de vía pública se califican las capacidades para manejar en el tráfico cotidiano, interactuando con los demás conductores y enfrentándose a los retos del día a día”, señala el profesor Moncada.

Los dos exámenes, junto con el teórico, forman parte de la evaluación requerida por el Ministerio de Transporte y la ANSV para adquirir la licencia.

“Uno de los mayores retos que se plantearon en el Ministerio fue cambiar la forma de obtener la licencia de conducción, y hoy lo estamos logrando”, concluyó la ministra Orozco.

La pista se encuentra en la entrada de la calle 53 del campus de la UNAL Sede Bogotá, junto al parqueadero del Edificio de la Facultad de Biología.

Agencia de Noticias UNAL – Unimedios