26 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Llegó la hora del fique!

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
8 de junio de 2022
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
8 de junio de 2022

Comunidad y Desarrollo

Ante la prohibición y limitación, de los empaques plásticos, – por Ley de la República-, los del fique, son parte de la solución.

Con el nombre:” LLEGÓ LA HORA DEL FIQUE”  se celebró en Aranzazu – Caldas, el foro del mismo nombre, con asistencia de más de cuatrocientas personas,  donde se fijaron, los lineamientos básicos para sacar adelante el cultivo.

Sin embargo, hasta la presente fecha, ni los gobiernos: nacional, departamentales y municipales, se han interesado por fomentarlo; no han sido suficientes los pronunciamientos de organismos nacionales e internacionales, alertando sobre la inconveniencia del uso de los empaques y demás productos plásticos, que por su resistencia a su biodegradación, causan enormes daños al medio ambiente y están acabando con las especies acuáticas.

Existen varias asociaciones y fundaciones, promotoras, del cultivo, agro -industrialización  y comercialización, de la fibra del fique, pero, para las ingentes necesidades que se están presentando, con la limitación de los empaques plásticos y demás productos, se requiere fomentar su cultivo y agro – industrializarlo, con carácter urgente.

Son varios los noticieros que vienen anunciando la puesta en marcha de una Ley, que prohíbe el uso de los empaques y demás implementos plásticos de primer uso.

Esta medida, como es lógico, va a generar escasez de los empaques y demás implementos plásticos, razón por la cual, hay que generar alternativas de carácter urgente, que permitan reemplazarlos, en el menor tiempo posible.

Por lo anterior y a través de esta columna,- previendo lo que se veía venir-, es que hemos, impulsado por nuestros propios medios, el cultivo del fique, de donde se extrae la fibra de la cabuya, para producir: empaques, bolsos y otros suvenires, que reemplacen el uso de los plásticos.

Como lo hemos anunciado varias veces por esta columna, el cultivo del fique, – de donde se extrae la fibra de la cabuya-, es amigable con el medio ambiente.

El fique, se cultiva especialmente en las zonas cafeteras de nuestro País, que fuera de la fibra de la cabuya, los residuos que quedan, como el bagazo y los líquidos, pueden ser utilizados en procesos industriales, para la producción de abonos, artículos de tocador y de aseo, entre otros.

El tequila Mexicano, se produce a partir  del líquido que queda de la extracción de la fibra del fique.

Producir fibra de cabuya a partir de la extracción del fique, es un proceso nada complicado y nuestros campesinos de las zonas cafeteras, manejan muy bien estos procesos.

Ante la escalada de problemas medioambientales, que vienen causando los empaques plásticos, por su resistencia a la biodegradación y descomposición, que duran y perduran en el tiempo y en el espacio en forma indefinida, se han hecho investigaciones que nos permiten afirmar, que los empaques y demás implementos del fique, – de donde se extrae la fibra de la cabuya, son más amigables con el medio ambiente, es decir, que su descomposición se produce en forma rápida, fuera que los residuos, que quedan, sirven de abono y elaboración de materias primas para el sector agro, con magníficos canales de comercialización.

[email protected]