12 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Duque ve informe de Comisión de la Verdad como una oportunidad para construir

30 de junio de 2022
30 de junio de 2022

Bogotá, 30 jun (EFE).- El presidente colombiano, Iván Duque, aseguró este miércoles que el informe final de la Comisión de la Verdad sobre el conflicto armado es una oportunidad para propiciar un debate y construir sobre la base de los hallazgos hechos por este organismo creado por el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las FARC.

«Es un reporte para generar un buen debate dentro la sociedad, para que tengamos la posibilidad de leerlo y desmenuzarlo, de conocer las apreciaciones en lo que son hallazgos, de poder también debatir, controvertir, pero al mismo tiempo construir sobre la base de los hallazgos», expresó Duque en una declaración conjunta con el presidente de la Comisión, el sacerdote jesuita Francisco de Roux.

Duque, que no asistió ayer al acto de presentación del informe de la Comisión de la Verdad porque estaba de viaje en Portugal, recibió hoy en la Casa de Nariño al padre De Roux y a otros miembros de ese organismo que le entregaron una copia del documento.

El presidente agregó que la idea es que haya «un debate sensato, claro y republicano con respecto a las recomendaciones que trae este reporte».

La Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, creada por el acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 con las FARC, hizo público su informe final sobre las causas y orígenes del conflicto armado colombiano, una investigación producto de tres años y medio de trabajo, en un acto al que sí asistió el presidente electo, Gustavo Petro.

RECOMENDACIONES

En el informe se dan unas recomendaciones para todos los sectores de la sociedad que van desde una premisa tan genérica como implementar de manera integral el acuerdo de paz, frenar la impunidad o «superar el racismo estructural, el colonialismo y la exclusión», a otras más concretas como establecer una nueva visión de la seguridad o «dar a los campesinos el lugar que tienen para la vida».

Al respecto, Duque aseguró que las recomendaciones «no son vinculantes, pero el hecho de no ser vinculantes es justamente para propiciar un debate que trascienda el estar de acuerdo o en desacuerdo con respecto a una recomendación», e «inclusive tomar desde esas mismas recomendaciones, la posibilidad de construir colectivamente soluciones de convergencia».

«La responsabilidad nuestra no solamente será leer a profundidad todas las páginas que contiene este reporte sino conocer los testimoniales y poder también contribuir a las discusiones que se tendrán en las regiones y que también se tendrá en otras latitudes con respecto a lo que queremos como sociedad construir a partir de este reporte», expresó Duque.

De Roux, por su parte, agradeció a Duque el apoyo presupuestal que el Gobierno dio a la Comisión para ejecutar su tarea y recordó que el informe no establece «culpabilidades personales».

«El sentimiento muy profundo de las víctimas, con todo lo que ha pasado, es que nuestra voz sea escuchada por toda Colombia. Que la tragedia que hemos vivido sea una tragedia (…) que es parte de nuestra identidad, este dolor tan profundo de todos los lados. Que desde allí nos recojamos para construir hacia adelante un país distinto», añadió. EFE