1 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Día mundial del reciclaje La importancia de los proyectos ambientales en las organizaciones 

17 de mayo de 2022
17 de mayo de 2022

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bogotá, 17 de mayo de 2022. El día mundial del reciclaje es una oportunidad para despertar el compromiso por lograr un consumo sostenible. La contribución en la reducción del consumo es indispensable en los hogares colombianos, pero aún más en las organizaciones, que deben dejar la dependencia de las materias primas primarias, desde una estrategia empresarial, a partir de la promoción de la comprensión de que los desechos son una fuente de materias primas industriales.  

 A propósito del tema, Ramón Gabriel Aguilar, docente de la Tecnología en Gestión Ambiental del Politécnico Grancolombiano, afirma que “el reciclaje es una forma activa para la crisis climática, conserva los recursos naturales y contribuye al desarrollo sostenible en las cadenas productivas de nuestro país. También es una fuente de suministro casi inagotable para generar empleo a las comunidades más vulnerables. No hay economía circular sin la participación de los consumidores”. 

 Lograr una conciencia ambiental y un consumo responsable desde las empresas, es una necesidad desde la circunstancia de las amenazas actuales que vive el mundo. El cambio climático, la sobreexplotación de los recursos naturales, los desastres naturales, la deforestación y desigualdad social, el empobrecimiento progresivo de gran parte de la humanidad y la perdida de diversidad de fauna y flora, se encuentran entre los desafíos sociales más apremiantes para el mundo. 

 Los seres humanos juegan un papel crucial en esto, porque sus decisiones y los efectos de sus acciones, tanto positivas como negativas, determinaran el futuro de las generaciones. La visión de una empresa sostenible, como un lugar respetuoso con el ambiente para aprender, trabajar y vivir, manteniendo la biosfera en funcionamiento, es fundamental para toda la vida en la tierra. 

 Los proyectos ambientales en las organizaciones son una prioridad para la adaptación al cambio climático y el cumplimiento de las metas de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.  Es una necesidad que Colombia garantice la calidad de vida y el buen vivir de todos los ciudadanos, preservando los recursos naturales, desde las bases ecológicas, económicas y sociales. El compromiso comienza desde las organizaciones, formulando propuestas alineadas con los planes de desarrollo locales, donde se establecen estrategias de sostenibilidad con objetivos y medidas claras frente a las actividades de la organización. 

 Es necesario fortalecer las políticas para que las industrias entren en un modelo de la economía circular y en las soluciones basadas en la naturaleza. En este contexto, los datos son preocupantes, desde el Ministerio de Ambiente solo se recicla un 17% de las más de 12 millones de toneladas de basura y de otros materiales, lo que no contribuye al cumplimiento de los ODS y los acuerdos promulgados en marzo en la UNEA 5-2 en Nairobi, Kenia sobre la crisis ambiental y el cambio climático. 

 Pero los avances ya son una realidad. La nueva política de manejo de RESPEL (ambiental para la gestión integral de residuos peligrosos y Plan de Acción 2022-2030) centrada en la economía circular, propone la no utilización de sustancias químicas nocivas con el ambiente, siendo esta la mejor respuesta a la crisis climática. También, el fortalecimiento de la red verde del grupo RETORNA para cerrar el ciclo, es fundamental para el pos consumo y la corresponsabilidad. Finalmente, las acciones de la ANDI, FENALCO y la Asociación Nacional de Recicladores son claves, al desarrollar proyectos que buscan una alternativa comunitaria, mejorando la calidad de vida de aquellas personas que se acogen a los intereses del sector. 

 El aire limpio, la capa de ozono, el manejo de residuos, las energías renovables, la seguridad alimentaria, la des carbonización son temas tan relevantes que están formando un activismo en la ciudadanía que desborda las fronteras del empoderamiento empresarial. 

 “Los desafíos ambientales actuales, se deben enfocar en acciones concretas, como   el uso eficiente de los recursos naturales renovables y no renovables, la eficiencia energética, la alineación de nuestras políticas ambientales con la industria, la motivación social empresarial y la educación ambiental, en todos los sectores, son clave para el engranaje del desarrollo sostenible. El cambio de modelos de producción y consumo, son las bases o raíces de las políticas actuales de los proyectos empresariales basados en la protección de los ecosistemas estratégicos”, concluyó el docente Ramón Gabriel Aguilar, del Politécnico Grancolombiano.