30 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ingerencia-injerencia, a nivel, mutilar, descuento

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
17 de mayo de 2022
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
17 de mayo de 2022

Quisquillas de alguna importancia

El análisis gramatical es indispensable para redactar castizamente. ¿Lo enseñarán hoy en las clases de castellano?

 ‘Ingestión’ es la acción de ‘ingerir’ (del latín ‘ingerere’ – ‘llevar o poner dentro, meter, introducir, echar en; dar, ofrecer, presentar’), verbo transitivo que significa “introducir por la boca la comida, bebida y medicamentos”. No acepta El Diccionario el sustantivo ‘ingerencia’, que, castizo, sería sinónimo de ‘ingestión’. Hablo de esta palabra, porque el columnista de LA PATRIA Camilo Vallejo Giraldo la empleó equivocadamente por ‘injerencia’, el término apropiado en esta oración: “Y eso que será un proyecto que tendrá toda la ingerencia del gobierno nacional” (2/5/2022). Aludía al Sistema integral de transporte de Manizales. ‘Injerencia’, “acción y efecto de injerirse”, es el término que expresa la idea del redactor, pues este verbo, con su naturaleza de pronominal, quiere decir “entremeterse, introducirse en una dependencia o negocio”. Como transitivo, sus acepciones son las siguientes: “Injertar plantas. // 2. Meter una cosa en otra. // 3. Introducir en un escrito una palabra, una  nota, un texto, etc.”. Procede del verbo latino ‘inserere’ (‘sembrar, plantar; injertar, implantar’). Es la lógica de la etimología y el porqué de la ortografía. ***

Hoy en día no decimos que ‘el futbolista recibió un golpe en la rodilla’, sino ‘a nivel de la rodilla’; tampoco, que ‘el paciente tiene una lesión cerebral’, sino ‘a nivel del cerebro’. Esta malhadada expresión, ‘a nivel de’, imposible ya de erradicar, es, me parece, la causa por la cual buenos escritores, como Alfonso Gómez Méndez y el editorialista de El Tiempo, redacten de la siguiente manera: “…y los jueces (…) garantizan con sus providencias el funcionamiento de la democracia a todos los niveles” (El Tiempo, 4/5/2024); “Se hacen sentir, además, del cobro de extorsiones a todo nivel…” (Unión contra el Clan, 10/5/2022). El error gramatical –el uso de la preposición ‘a’ en lugar de ‘en’– es evidente en las dos muestras, porque en esas oraciones los complementos introducidos por la preposición son de lugar, ‘en todos los niveles’, ‘en todo nivel’, no indirecto, y no expresan ni ‘dirección’ ni ‘tendencia a o hacia’. Con el siguiente ejemplo pretendo hacer ver la diferencia: “Con ese proyecto, el funcionario se propone llevar bienestar a todos los niveles de la sociedad manizaleña”, oración en la cual la preposición ‘a’ introduce un complemento indirecto. El análisis gramatical es indispensable para redactar castizamente. ¿Lo enseñarán hoy en las clases de castellano? ***

Fueron muchas las vueltas que le di a la siguiente información: “Muerde a su pareja y le mutila medio labio” (LA PATRIA, Primer plano, 4/5/2022). No me sonó su redacción y todavía me disuena, porque el verbo ‘mutilar’ significa “cortar o cercenar una parte del cuerpo, y más particularmente del cuerpo viviente”, es decir, ‘privar de uno de sus miembros a un ser vivo’. Y ‘cercenar’ es ‘quitar las extremidades de algo’. Según esto, y mi criterio,  ‘cercenar’ y ‘mutilar’ no son exactamente lo mismo, porque ‘cercenar’ es ‘cortar’, y ‘mutilar’ es ‘privar de una parte a un todo’, por ejemplo, ‘los asesinos, una vez cometido el crimen, mutilaron el cuerpo de la víctima ‘cercenándole las extremidades’. Así, se dice ‘extremidades cercenadas’, ‘cuerpo mutilado’. ¿Podrá decirse lo mismo de los labios, aunque no sean órganos? Tal vez sí, porque a una persona a la que le fueron ‘cercenados’, podríamos llamarla ‘mutilada’. O ¿de parte de ellos? No, porque, como en el caso que nos ocupa, fue el labio  –tomado  como un todo– el mutilado con la acción del mordedor.  ¿Hilando muy delgadito? Posiblemente, porque ‘mutilar’ viene del latín ‘mutilare’ (‘cortar, cercenar’), pero es el único término que expresa cabalmente la idea que expongo. Nota: figuradamente, decimos que ‘un libro fue mutilado’, porque le arrancaron unas hojas o le suprimieron algunos capítulos o párrafos’. ***

En algo muy absorbente debió de estar pensando el columnista Alejandro Higuera cuando escribió lo siguiente: “No se trata de exigirles a los artistas que disminuyan los precios de las funciones o que existan más entradas gratuitas con descuentos para estudiantes” (El Tiempo, 2/5/2022). Si las entradas son gratuitas, ¿de dónde los descuentos?

[email protected]