24 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ucrania presiona para que se investiguen crímenes de guerra

4 de abril de 2022
4 de abril de 2022

Autoridades de Ucrania afirmaron que solicitaron a la Corte Penal Internacional (CPI) que visite Bucha, al noroeste de Kyiv, para investigar posibles crímenes de guerra rusos tras la retirada de tropas de Putin.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que se necesitaba una nueva ronda de sanciones contra Rusia, mientras que los líderes de Alemania, Polonia y el Reino Unido han mostrado una postura similar.

Las imágenes de fosas colectivas y civiles muertos en las calles de Bucha, próxima a Kiev, causan conmoción en todo el mundo. A pesar de los testimonios, fotografías, videos, los rusos dicen que todo es mentira y que son “montajes”.

Se informó también que el ejército ruso ha minado hasta ahora más de 80.000 kilómetros cuadrados de territorio ucraniano, más de 62.000 desde que comenzó la invasión el 24 de febrero.

El ministro de Defensa de Ucrania acusa a las tropas rusas de actuar como las SS nazis en Bucha: «Los disparos en la cabeza a hombres y mujeres con las manos atadas son algo inhumano».

Más de 4,2 millones de personas han salido de Ucrania, según ACNUR, que eleva a más de diez millones el total de desplazados por la invasión.

“SE HA IMPUESTO EL PATRÓN DE LA GUERRA”

Ante la pregunta “¿cuál sería el mensaje para Putin si tuviera la oportunidad de hablar con él?” que le hicieron los periodistas al Papa Francisco respondió:

“Los mensajes que he dado a todas las autoridades son los que he dado públicamente. No me gusta el doble lenguaje. Siempre hago lo mismo. Creo que en tu pregunta también hay dudas sobre las guerras justas e injustas. Toda guerra nace de una injusticia, siempre. Porque ahí está el patrón de la guerra. No hay un patrón de paz. Por ejemplo, hacer inversiones para comprar armas. Dicen: pero los necesitamos para defendernos. Ese es el patrón de la guerra. Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, todo el mundo respiró «nunca más guerra» y paz.  También comenzó una ola de trabajo por la paz con la buena voluntad de no dar armas, armas atómicas en ese momento, por la paz, después de Hiroshima y Nagasaki. Fue un gran acto de buena voluntad”.

“Setenta años después hemos olvidado todo esto. Así es como se impone el patrón de la guerra. Entonces había mucha esperanza en el trabajo de las Naciones Unidas. Pero el patrón de la guerra se ha impuesto de nuevo. No podemos pensar en otro patrón, ya no estamos acostumbrados a pensar en el patrón de la paz. Ha habido grandes personas como Ghandi y otros que menciono al final de la encíclica «Fratelli Tutti» que han apostado por el esquema de la paz. Pero somos tercos como la humanidad. Estamos enamorados de las guerras, del espíritu de Caín. No por casualidad, al principio de la Biblia aparece este problema: el espíritu «cainista» de matar en lugar del espíritu de paz. ¡Padre, no puedes! Te voy a contar algo personal cuando estuve en Redipuglia en 2014 y vi los nombres de los chicos, lloré. Realmente lloré de amargura. Luego, uno o dos años después, en el Día de los Muertos fui a celebrarlo a Anzio y vi los nombres de los chicos que habían caído allí. Todos jóvenes, y yo también lloré allí. Realmente lo hice. Hay que llorar sobre las tumbas. Lo respeto porque hay un problema político. Cuando hubo la conmemoración del desembarco de Normandía, los jefes de gobierno se reunieron para conmemorar. Pero no recuerdo que nadie hablara de los 30.000 jóvenes que quedaron en las playas. La juventud no importa. Eso me hace pensar. Me entristece. No aprendemos. Que el Señor se apiade de nosotros, de todos nosotros. Todos somos culpables”, agregó. (GRS-Prensa).