28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Elecciones trascendentales

21 de abril de 2022
Por Miguel Orozco Ramírez
Por Miguel Orozco Ramírez
21 de abril de 2022

Si, todas son importantes, pero las de marzo y mayo para congreso y presidente tienen unas connotaciones especiales, por la variedad de corrientes ideológicas enmarcadas en partidos y grupos políticos, con concepciones filosóficas diferentes.

En este océano de matices, unos se ubican en la llamada Izquierda ó derecha y cada una de estas subdivididas en extrema, centro y moderada. Pero cuáles son algunas de las características o propósitos en el ejercicio del poder ya legislativo, o presidencial, ambos organizados en la expresión popular o elecciones libres que conforma la democracia y sin dejar de precisar que como resulta obvio hay vencedores y vencidos que deben legislar y gobernar buscando y logrando el bienestar, progreso y felicidad de toda la comunidad, región o nación.

Así ocurrió en el origen del poder gobernante o autoridad cuando “el hombre en estado de naturaleza” aceptó y decidió limitar su libre albedrío para una sociedad en la cual unos mandan y otros obedecen. Este equilibrio y orden se rompió por la ambición de poder sobre tierra y súbditos que trajo la guerra, esclavitud, servidumbre, monarquía, dictaduras (leviatán de Tomás Hobbes).

En el discurrir político de Colombia se presentaron tendencias acerca del alcance del Ejecutivo: Centralismo y Federalismo, en 1848 y 1849 con el nacimiento de los partidos liberal y conservador; La Constitución de Rionegro de 1863 con organización Federal y libertad de credos; La Constitución de 1886 de Caro y Núñez de tendencia unitaria y proteccionista, los choques ideológicos entre liberales y conservadores que precipitaron la guerra de los Mil Días; El Frente Nacional ideado por Alberto Lleras y Laureano Gómez que condujeron al Plebiscito de 1957 y nacimiento Jurídico – Político de la paridad o igualdad en los cargos oficiales de liberales y conservadores y la alternación en la Presidencia de la República.

Terminada la anterior digresión volvemos a las elecciones de congreso y presidente para afirmar que ambas revisten especial importancia, porque este barco llamado Colombia puede tomar rumbos hacia puertos muy diferentes, nos encontramos con dos grandes bloques o posiciones ideológicos: Derecha e Izquierda, cada uno con tendencias extremas, de centro y moderadas.

La derecha protege y proporciona la propiedad privada, como producto del trabajo y el ahorro, la libre empresa con vigilancia del estado para que cumplan la función social y evitar los abusos empresariales o individuales.

En general se fundamenta en principios trascendentales: respeto a la vida, la familia, libertad hasta donde empieza el derecho ajeno.

La Izquierda colombiana con matices extremos y moderados se funda en el socialismo del siglo XXI, inspirado en las teorías Marxistas – Leninistas, el foro de Sao Pablo y Puebla predica y propicia la socialización de la propiedad, producción y desarrollo dirigido por el estado; orientación y manejo de la familia.

En el campo internacional la derecha orienta su economía con los países capitalistas como Estados Unidos, mientras la Izquierda prefiere su comercio y relaciones con países socialistas como China y Rusia, aunque bien sabemos su giro a la economía de libre mercado.

En las elecciones de marzo y mayo de este 2022 se definirán la primacía y rumbo de Izquierda o Derecha.

Un triunfo de la Izquierda abriría un gran interrogante, una gran expectativa al inversionista nacional e internacional. Podría haber parálisis a la espera de las decisiones presidenciales y aprobación o negación legislativa. No podemos omitir cómo sería el “Gobierno” de los Jueces.

Pero no pensemos que un gobierno de derecha continuaría las pautas tradicionales. Hay retos como la ampliación de oportunidades para el trabajo y el estudio de la mujer y la juventud. La reforma de la justicia para la efectividad de las sanciones o penas. Un cambio inaplazable es el agro y su verdadera protección en la producción y mercado sometido al abuso e intermediaciones.

No obstante, lo anteriormente expresado recordemos “En política todo es posible” una alianza “En lo fundamental”. Entre centros derecha-izquierda haciendo de lado intereses menores y alcanzar una simbiosis sin extremos o polarización.

Con sentido patrio y gran generosidad lograríamos una Colombia con paz, justicia y progreso.

Anotemos finalmente que el partido político o coalición que salga triunfante, tiene que combatir el Narcotráfico, causante de la guerra, la corrupción y la inseguridad.