22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Más mujeres al poder!

Psicóloga. Maestrante en psicología clínica. Cursando formación en logoterapia y análisis existencial. Investigadora en neurociencias. Miembro de la Red Colombiana de Mujeres Científicas. Líder de iniciativas de desarrollo social y educativo en Manizales.
3 de marzo de 2022
Por Viviana Andrea Arboleda Sánchez
Por Viviana Andrea Arboleda Sánchez
Psicóloga. Maestrante en psicología clínica. Cursando formación en logoterapia y análisis existencial. Investigadora en neurociencias. Miembro de la Red Colombiana de Mujeres Científicas. Líder de iniciativas de desarrollo social y educativo en Manizales.
3 de marzo de 2022

En Colombia, el mayor porcentaje de la población corresponde a mujeres, con un 51,2% respecto al 48,8% de hombres, según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Sin embargo, los cargos de elección popular siguen siendo ocupados en su mayoría por hombres. Este año, se promovió la iniciativa de más mujeres al Congreso para las elecciones del 13 de marzo. Con ello, Transparencia por Colombia informó que las listas a las elecciones legislativas tuvieron una mayor participación de mujeres, logrando un 40% para el Senado y un 41,2% para la Cámara de Representantes, frente al 33% y al 36% conseguidos en 2018.

Aunque las cifras anteriores demuestran un avance, todavía hace falta mucho para alcanzar la cima de la paridad. La igualdad de género en el contexto político colombiano abarca un amplio espectro de necesidades, una de las cuales es la asignación equitativa de recursos para impulsar las campañas políticas de las mujeres, en aras de ser elegidas.

En mis últimas dos escuelas de formación, las cuales hicieron énfasis en la participación política de las mujeres, así como en el liderazgo y el empoderamiento femeninos, mis docentes, compañeras y yo encontramos un punto en común: las mujeres somos transformadoras de sociedad, por lo que nuestras ideas merecen ser escuchadas y ejecutadas. Estamos cansadas de que se nos siga convocando para rellenar las listas y privilegiar a los hombres, quienes por lo general las encabezan.

La inclusión real de las mujeres en las listas es menester de la democracia. Si somos más mujeres que hombres en Colombia, necesitamos que también sean más las mujeres que nos representen en los cargos de elección popular. Este es un tema que debe trascender el discurso. Para ello, es fundamental que se promuevan las listas cremallera y que estas sean encabezadas por mujeres.

Otros dos aspectos fundamentales para promover la participación de las mujeres en los escenarios políticos son la formación y la creación de redes de trabajo con otras mujeres. En mis escuelas políticas he evidenciado que la formación no solamente abarca normatividad, cuestiones gubernamentales y fundamentos electorales, sino también un abordaje de nuestro propio autoconocimiento, como nuestros estilos de liderazgo y su relación con las labores que desempeñamos en nuestras comunidades. La creación de redes de apoyo y trabajo nos permite compartir experiencias, vivencias y saberes, los cuales nos nutren y nos recuerdan que no estamos solas en nuestras luchas políticas.

Finalmente, es fundamental que, basadas en la sororidad, nos apoyemos unas a otras, teniendo en cuenta que, al estar unidas, tendremos más fortaleza para avanzar contra la corriente de discriminación que todavía se observa en nuestra sociedad y que violenta las nuevas formas de hacer política. Por ende, formémonos, conozcamos nuestros deberes y derechos, aprendamos sobre normatividad y, especialmente, conozcamos muy bien nuestras debilidades y necesidades, así como nuestras capacidades, habilidades y potencialidades. De este modo, estaremos más preparadas para avanzar en un país que requiere que más mujeres empoderadas y transformadoras de sociedad lleguemos al poder.

@vivianaarboledapsicologa

[email protected]