18 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Candidatos colombianos juegan sus últimas cartas en la recta final electoral

13 de marzo de 2022
13 de marzo de 2022

Bogotá, 12 mar (EFE).- Los candidatos de las elecciones legislativas y de las consultas presidenciales colombianas quemaron este sábado sus últimos cartuchos en busca de votos con la entrega de volantes en las calles de las principales ciudades y mensajes en las redes sociales.

Con cánticos de «presidente, presidente» simpatizantes saludaron a Alejandro Gaviria, uno de los aspirantes presidenciales de la Coalición Centro Esperanza, quien en vísperas de las elecciones de mañana estuvo en un centro comercial de Bogotá repartiendo afiches con su esposa, Carolina Soto.

Gaviria estuvo acompañado por una veintena de seguidores que lo jalearon y animaron, y el candidato se acercó a algunos vehículos para conversar con aquellos que pasaban por el lugar, para tratar de recabar su apoyo.

En el caso de Juan Manuel Galán, precandidato de la misma coalición, su misión en la calle se topó con un imprevisto cuando una mujer lanzó un huevo contra su comitiva, que impactó en él y en su blanca camisa.

Él mismo lo contó en redes sociales, donde precisó que el incidente ocurrió mientras estaba en una plaza de Bogotá. «La gente está brava y tenemos que trabajar por recuperar la confianza y la credibilidad en la política», defendió en un video.

«Los sentimientos de rabia y desconfianza son legítimos y a los políticos nos corresponde entenderlos y canalizarlos», agregó Galán, para posteriormente mandarle «un abrazo» a la mujer que le lanzó el huevo.

Otros candidatos, como el favorito a ganar la consulta del izquierdista Pacto Histórico, Gustavo Petro, o el que lidera las encuestas en Equipo por Colombia (de derecha), Federico Gutiérrez, decidieron hacer uso de sus redes sociales para lanzar un mensaje electoral.

«Mañana yo voto, yo pacto, yo voto pacto», escribió Petro en su cuenta de Twitter, junto con un vídeo en el que pidió el sufragio para los candidatos al Congreso de su coalición y por él en la consulta presidencial.

RENOVACIÓN DEL LEGISLATIVO

Este domingo, los colombianos votarán para elegir a los nuevos integrantes del Senado y la Cámara de Representantes, así como las 16 curules de paz, destinadas a víctimas del conflicto armado, y además escogerán a los candidatos presidenciales de tres coaliciones de centro, izquierda y derecha.

Sin embargo, la campaña de los precandidatos de las coaliciones ha dejado en segundo plano la de los aspirantes al Senado y la Cámara, pese a que la composición del Legislativo será crucial para la gobernabilidad que tendrá el presidente que sea elegido a mediados de año.

«Lo vamos a hacer por el país y lo vamos a hacer, sobre todo, por la gente que más nos necesita. ¡Vamos a ganar!», fue el mensaje por el que se decantó Gutiérrez, uno de los cinco precandidatos de la coalición Equipo por Colombia, de la derecha.

Las redes sociales también han sido la plataforma predilecta de los aspirantes al Senado y a la Cámara, que han inundado de mensajes políticos Twitter, Instagram o Facebook en un último intento por jugar sus cartas.

MÁS DE 38,8 MILLONES DE ELECTORES

Para estos comicios están llamados a votar más de 38,8 millones de colombianos y la Registraduría Nacional, encargada de organizarlos, ha instalado 12.262 puestos y 110.758 mesas de votación en Colombia, junto a otros 250 puestos y 1.251 mesas de votación en el exterior.

La jornada contará con más de 240.000 agentes de la fuerzas de seguridad en todo el país para velar por su normal desarrollo, mientras que más de 180 observadores de 35 países harán un seguimiento de las elecciones desde diferentes misiones.

Todo esto bajo la preocupación por el funcionamiento del innovador mecanismo de las «curules de paz», que son 16 escaños en la Cámara de Representantes destinadas a víctimas del conflicto armado, los cuales serán elegidos a partir de listas propias.

Los candidatos de las «curules de paz» han denunciado tanto dificultades para financiar sus campañas como una falta de seguridad y garantías en aquellos lugares donde la violencia se ha incrementado en los últimos meses.

Además, se ha cuestionado que se haya permitido acceder a estos escaños a personas que no son auténticas víctimas o que los partidos tradicionales se han apoderado del proceso para colocar a sus candidatos.

De otro lado, la Fiscalía colombiana informó este sábado que junto a la Policía Nacional dispondrá de un Puesto de Mando Unificado (PMU) que recibirá denuncias de eventuales irregularidades o delitos contra el proceso electoral, como las habituales compras de votos.

También apeló a la transparencia electoral el presidente colombiano, Iván Duque, quien indicó que estos comicios «validan un anhelo, el de que la democracia siga siendo el mecanismo por excelencia para tramitar nuestras diferencias, llegar a consensos y apagar la polarización». EFE