18 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Son una farsa las pruebas del COVID?

9 de febrero de 2022
Por Fernando Escobar Giraldo
Por Fernando Escobar Giraldo
9 de febrero de 2022

Cada vez son más los países que exigen una prueba negativa de COVID para los pasajeros que ingresan a través de sus aeropuertos, así sean sus propios ciudadanos. Es una decisión razonable para evitar el acceso a un avión de personas contagiadas con el virus. Entre esos países está Estados Unidos.

Días antes de regresar a Miami desde Bogotá, mi esposa y yo salimos positivos con COVID, lo cual nos obligó a aplazar el vuelo por una semana. Teniendo en cuenta que la prueba debe hacerse dentro de las 24 horas anteriores al viaje, buscamos un lugar donde nos dieran los resultados pronto. Estuvimos en ese sitio muy temprano y en menos de 4 horas llegaron los resultados al correo electrónico. Ella dio negativo y yo positivo. Debo aclarar que, de los dos, mi esposa tuvo mayores síntomas, los míos fueron mínimos.

Analizamos las opciones y concluimos que eran tres: La primera, aplazar de nuevo el viaje, lo cual significaba una verdadera odisea con la aerolínea. La segunda, falsificar o alterar el documento original, lo cual nos ofrecieron, pero en mi mente no caben ese tipo de engaños; además, si por casualidad te descubren puedes terminar tras las rejas. La tercera fue someterme de nuevo a la prueba en otro lugar con la esperanza de que saliera negativo. Optamos por esta última y encontramos un lugar donde el resultado lo entregan en 15 minutos. El resultado fue para mi maravilloso, negativo. Pudimos viajar sin problema al día siguiente, aunque con la duda de si yo aun tenía el COVID.

A por lo menos tres personas conocidas, les ha ocurrido algo similar, es decir, en un mismo día dieron positivo y negativo en pruebas realizadas en lugares distintos en Colombia. Ignoro el porqué de esos resultados opuestos, pero es indudable que en alguna parte existe una anomalía. No dispongo de más argumentos para aseverar que hay mala intención o quizás un fraude.

Las dos empresas que realizaron las pruebas son grandes y consideradas serias, no publico los nombres porque carezco de pruebas para demostrar que una de las dos o las dos estén violando las normas. Al gobierno le corresponde investigar y controlar hechos anómalos como el que narro.

Además, estoy acostumbrado a que, en Estados Unidos, donde resido, las pruebas son gratis. En Colombia no existe un control de precios para este tipo de exámenes, cada entidad pone su precio. Según pude comprobar con algunas empresas dedicadas a esa tarea, oscilan entre $ 80,000 y $200,000. En algunos lugares hay una persona dedicada exclusivamente a dicha labor, en otros, conté hasta 6, lo cual podría ser una justificación para el cobro, pero no para las tarifas. Mi esposa y yo gastamos casi un millón de pesos en pruebas durante nuestra permanencia en Colombia ya que, por prudencia y respeto con nuestros familiares, nos hicimos las pruebas al llegar al país, algo que quizás debiera hacer toda persona después de viajar en avión.