22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los divertimentos de Óscar Alarcón

Autodidacta. Periodista de largo aliento formado en la universidad de la vida. Destacado en cadenas radiales, diarios nacionales y co-fundador de medios como Colprensa y el diario digital Eje 21. Formador de buenos reporteros en Manizales, Bogotá y Medellín.
12 de febrero de 2022
Por Orlando Cadavid Correa
Por Orlando Cadavid Correa
Autodidacta. Periodista de largo aliento formado en la universidad de la vida. Destacado en cadenas radiales, diarios nacionales y co-fundador de medios como Colprensa y el diario digital Eje 21. Formador de buenos reporteros en Manizales, Bogotá y Medellín.
12 de febrero de 2022

En serio y en broma’ es una columna semanal que publica Óscar Alarcón Núñez en El Espectador desde 1979. Allí, con un estilo que le es característico, toca asuntos serios –jurídicos, políticos y de la vida diaria– poniendo el apunte y la nota de humor que hace agradable el tratamiento del tema. En un libro que ha caído en nuestras manos se hace una selección de esas columnas permitiéndoles a sus habituales lectores recordar muchas de ellas.

Además, este libro recoge, por primera vez, un sinnúmero de Microlingotes, otra columna que ha estado a cargo del mismo Alarcón Núñez desde hace 27 años, lo cual quiere decir que han aparecido millares de estos apuntes.

Microlingotes apareció inicialmente en El Vespertino y, tras la desaparición de este periódico, se publica diariamente en las páginas de El Espectador desde enero de 1981. Muchos de esos apuntes responden al hecho diario y al acontecimiento del momento. Por eso, en uno de sus libros  se hace una selección de aquellos que no pierden actualidad y que pueden permanecer en el tiempo.

El tomo “alarconiano” también publica algunas notas aparecidas en la página semanal con el título “La semana que ya pasó”, que el samario elaboraba dominicalmente para El Espectador, haciendo el resumen de los hechos de la hebdómada más reciente.

Aquí rescatamos algunas de sus mejores y más ingeniosas máximas:

“El único animal que tiene patas en la cabeza es el piojo”.  “Toda máxima es un mínimo de sonido y un máximo de sentido”.  “Estudió agronomía y ahora vegeta”.  “Un beso es una vocal muda”. ”Cuando la jirafa amanece enguayabada no levanta cabeza”. “Es un cojo en el amor, sólo anda con “mulatas”. “Hay mujeres que se visten a crédito y se desvisten al contado”.  “El gato es un doble animal, porque es gato y araña”.  “Las tortugas no estudian, porque no pueden seguir una carrera”.  “Lo mandaron al carajo… y se fue”.  “Don Quijote no estaba loco, el loco era Cervantes”. “¿Por qué llamarán prensa amarilla, a la que publica crónica roja?”. “El tartamudo habla en original y dos copias”.  “Quienes presumen de sangre azul tienen alma de bolígrafo”.  “Muchas veces hay que tener lana para que la mujer ceda”.  “Todos los zapatos miden un pie”.  “Quien se ahorca le saca la lengua a la muerte”.  “Cuando el amor desaparece es porque cambia de domicilio”. “El dedo meñique es el marido de la oreja”.  “Si un perro come concentrado, no lo distraiga”.  “Quien grita no tiene razón, tiene pulmones”. “Pasamos de la patria boba a la patria roba”.  “El hombre no sólo desciende del mono, sino que se va acercando a él”. “Roncar es un placer que no se comparte con nadie, ni con uno mismo”.

La apostilla: El abogado, periodista y escritor Óscar Alarcón dedicó este libro a su padre, don Francisco Alarcón, a quien tanto le encantaba que escribiera en serio; a don Gabriel Cano, a quien mucho le fascinaba que escribiera en broma, y a don Guillermo Cano, a quien tanto le agradaba que escribiera en serio y en broma.