27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jaime Fernando Rodríguez Rocha La educación virtual una buena alternativa

Por Jaime Fernando Rodríguez Rocha
2 de febrero de 2022
Por Jaime Fernando Rodríguez Rocha
2 de febrero de 2022

Sin duda el conocimiento es un factor determinante para el desarrollo personal, empresarial y social de una región. Se transfiere a través de la educación en diferentes épocas de la vida así: primera infancia, preescolar, básica primaria, básica secundaria, media, superior y posgrado.

La primera infancia, niños hasta 3 años, la efectúa según sea el caso, los padres y especialmente la madre o en su ausencia por trabajar o no estar, alguna institución para tal fin.

El preescolar, niños de 3 a 5 años, puede estar integrado a un colegio, público o privado, o ser un jardín independiente y es preferible que se encuentre autorizado por la autoridad competente del lugar.

La primaria, niños de 5 a 9 años, es impartida por colegios públicos o privados al igual que la secundaria, niños de 10 a 14 años y media, jóvenes de 15 a 17 años, debidamente autorizados por autoridades competentes.

La superior o llamada comúnmente “universitaria” es impartida por instituciones universitarias supervisadas por autoridades principalmente a nivel nacional para jóvenes egresados de los colegios o adultos de cualquier edad.

Existen otras instituciones públicas y privadas de formación más enfocada hacia el trabajo como lo es el Servicio Nacional de Aprendizaje – Sena entidad pública nacional de reconocida cobertura geográfica, gran capacidad de oferta de programas para gran cantidad de estudiantes con una muy buena calidad de ellos. Las privadas que ejercen estas funciones de formación son las denominadas Instituciones de Formación para el Trabajo y el Desarrollo Humano debidamente autorizadas por autoridades regionales y generalmente enfocadas en programas de actividades que se desarrollan en cada región o zona.

Un largo camino de aproximadamente 18 años de esfuerzo individual, más varios millones de pesos de desembolso por parte de los padres o la sociedad, dependiendo sea una institución privada o pública, para el pago de uniformes, alimentación, útiles y costos de matrículas sin exceptuarse el pago de bonos en algunos colegios privados. Esto para obtener una mejor persona que le sea útil a la sociedad y a sí mismo de manera autónoma y responsable.

A través del tiempo los tipos de educación para adultos han evolucionado, del modelo presencial al modelo a distancia, y principalmente en la forma de impartir el conocimiento, habiéndose efectuado por correo mediante el envió de cartillas periódicas o por radio mediante clases diarias siempre buscando poder llegar a más lugares y a más personas.

Posteriormente para llegar con programas de educación superior o universitaria a más sitios y a más personas se desarrolló e implementó el modelo de educación virtual donde se accede y estudia por Internet. Este último, permite estudiar sin invertir cuatro, cinco o más horas en desplazamientos incurriendo en gastos y con altos niveles de estrés, pero además a precios de una tercera o cuarta parte del costo del modelo presencial.

La pandemia aceleró el modelo de educación virtual y la incluyó obligadamente en la escolaridad de los colegios (primaria, secundaria y media) y sin duda no podemos perder los aprendizajes obtenidos para continuar ajustándose a esta nueva realidad la cual debemos construir entre todos. Estos cambios han llegado para quedarse y utilizarse de la mejor manera.

El camino más seguro y halagador para conseguir una mejor vida o un mejor cargo en la empresa, obtener mayores ingresos, un mayor bienestar propio y familiar es sin duda alguna el mejorar el nivel de conocimientos desarrollando estudios en los temas de interés, de los cuales se tengan habilidades y competencias y se tenga claro que se desea alcanzar con ello. Lo demás se dará como consecuencia.

  @jfelempresario