16 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las ruedas de prensa, no son un show.

2 de enero de 2022
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
2 de enero de 2022

Hace más de un siglo, en 1913, el Presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson convoca a periodistas a la primera Rueda de Prensa. En esa época no existían el teletipo, el fax, ni el internet; y lo hizo como una manera práctica, ágil y rápida de compartir información de mucha importancia a la comunidad, a través de los principales medios de comunicación de la época.

Ahora, cuando gracias al progreso vertiginoso y casi milagroso de los canales de comunicación, prácticamente en nanosegundos, ya estamos comunicados con todo el mundo y siguen vigentes las ruedas de prensa, pero se está abusando de ellas.

Las ruedas de prensa son la última ratio, en ese proceso de comunicación de las personas naturales o jurídicas, con los representantes de los medios de comunicación y se deben citar cuando el tema es de superlativa importancia, difícil de interpretar, la presencia de personajes que no son comunes en el medio, información trascendental de última hora que la comunidad debe conocer rápidamente, entre otras razones.

Se deben aprovechar las ruedas de prensa para entregar documentación importante y completa, profundizar en temas específicos, intercambiar opiniones e información, obtener noticias de alto interés informativo, estrechar contactos profesionales con representantes de las instituciones.

En el caso específico de las ruedas de prensa, se les debe dar la importancia que se han ganado y los distintos manuales de los especialistas siempre empiezan con la palabra puntualidad.

La puntualidad es fundamental, ya que los periodistas suelen tener el tiempo justo y por eso, es muy importante que las ruedas de prensa comiencen a la hora prevista.

La duración del acto debe de ser coherente con lo que se va a comunicar, destacar únicamente los aspectos más relevantes, ya que no se debe extender indefinidamente. En las mismas, la participación debe ser única y exclusiva de periodistas.

El escenario debe ser accesible, céntrico, cómodo y adecuado, de acuerdo al tema. Y no es espacios públicos, mucho menos en la calle, como se está volviendo habitual por parte de la administración municipal de Manizales.

La gran fortaleza de los encuentros en directo con los representantes de los medios de comunicación frente a otras herramientas de comunicación y difusión, es que se interactúa cara a cara con los periodistas y eso permite transmitir lo que queremos de una manera mucho más natural, directa, cercana y aunque estemos inmersos en una era digital, no admite ser reemplazadas por canales electrónicos, salvo casos excepcionales.

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Con lo anterior quiero significar que no se debe confundir conceptos como lanzamiento de eventos por ejemplo y ruedas de prensa.

Es posible invitar a periodistas a un lanzamiento de un programa, evento, etc. y rueda de prensa, pero el lanzamiento no exige exclusividades, pero la rueda de prensa debe ser en recinto cerrado, con ingreso único y exclusivos para profesionales del periodismo.

“ El papel de los medios de comunicación en la promoción del buen gobierno es claro. Todos los aspectos del buen gobierno se ven facilitados por la existencia de medios de comunicación sólidos e independientes en una sociedad. Para la consolidación del buen gobierno es indispensable que los periodistas tengan la libertad de supervisar, investigar y criticar las políticas y acciones de la administración pública.” Unesco.