23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Esperamos cambiar la historia de Colombia.

9 de enero de 2022
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
9 de enero de 2022

Este viernes, el candidato presidencial Gustavo Petro lanzó su campaña Pacto Histórico Internacional, en Barcelona, después de las 9 de la noche.

El candidato fue recibido en la capital de Cataluña por la alcaldesa Mayor Ada Colau y presentó a Carmen Ramírez, Gener Usuga y Natalia Munera, aspirantes del pacto histórico, a la curul de colombianos en el exterior, en un acto en el cual además estuvo acompañado por representantes de Movimientos progresistas de Cataluña.

En una alocución de 50 minutos, rica en análisis económicos, una de las fortalezas del candidato, Petro Urrego manifestó inicialmente que “ este es el primer acto político de la campaña electoral de 2022, años  en el que esperamos cambiar la historia de Colombia.”

Entre muchas de las claras ideas de Gustavo Petro, el actual senador afirmó que:

“el papel de la sociedad colombiana no es ser retaguardia en el mundo, no es ser invisible, no es humillarse, no es bajar la cabeza, no es arrodillarse, es buscar un lugar bajo el firmamento mismo de la humanidad, en donde podamos mirar a los otros seres de mundo, cara a cara, a los ojos, de frente y decir, que este es un pueblo que tiene dignidad y capacidad, que no solo puede aprender del mundo, sino que tiene muchas cosas que enseñar.”

Enfatizó en  la idea del respeto a la dignidad de las personas:

“Esta campaña tiene que ver con la redignificación del pueblo colombiano. Ya no es el poder del mundo el que invisibiliza a la sociedad colombiana, ahora es una sociedad que quiere ser detentora del poder, de dignidad, de libertad y eso es lo que significa el Pacto Histórico, esa esa es la razón de ser y por la cual estamos aquí, en este lugar, en esta campaña, en esta acción, ojalá victoriosa.”

Cambio de roles, también fue otro de los claros mensajes de Petro:

“Aquí estamos para decir a Colombia y al mundo que el puesto nuestro no es el de ser esclavos en el trabajo, no es el de ser invisibles en la calle, no es en una vitrina en el barrio rojo de Holanda, no es el de vendedores de droga.

Nuestro mundo es otro, nuestro mundo es el de la ciencia y el de la poesía, el de la magia y de la razón, nuestra posibilidad es  de ser vanguardia , porque tenemos algo que mostrar , algo que enseñar,  tenemos una potencialidad que se puede volver acto  en la historia misma de la humanidad,  que es la inmensa diversidad natural de nuestra tierra y la inmensa diversidad cultural  que la historia del mundo nos ha hecho poseedores. Esa potencialidad es la que permitió a un García Márquez, a un Bolivar, un Nariño; es, la que permitió soñar con una democracia que nunca fue, al cabo de 2 siglos, la que permitió que se pudiera posibilitar la esperanza  de la humanidad. “

Gustavo Petro se refirió igualmente a la nueva convocatoria a la juventud y al pueblo colombiano:

“Dos siglos después de la invisibilidad, después de las dictaduras, después de las desilusiones y de las frustraciones de la historia, hoy de nuevo América Latina es convocada y el pueblo, los muchachos de Colombia, son convocados por la historia.”

La gran preocupación del candidato:

“Este mundo se deshace, este mundo está enfermo, este mundo ha comprendido balbuceantemente que la humanidad puede desaparecer, No es simplemente un cuento de ciencia ficción, no es simplemente el libro del Apocalipsis de la Biblia, no son simplemente los escritos de un Marx pesimista, sino que hay una realidad; la humanidad puede desaparecer.

El cambio climático, el calentamiento global el hecho que la economía que había anunciado que si dejábamos actuar libremente el mercado, que si la libertad de capitales y del comercio y de la venta y producción de mercancía, podríamos ser, entonces más felices, habría mayor bienestar social, hoy se estrella contra una cruda realidad. Esa posibilidad de expansión inmensa, de la codicia, de la mercancía, de la ganancia, es lo que ha llevado hoy, no a la máxima felicidad del ser humano, sino la posibilidad que nos vamos morir todos, si no actuamos ya.

La humanidad no puede ser, si no está en paz con la naturaleza, la humanidad no puede ser, si no hay derechos de la naturaleza, la humanidad no puede ser si no se reconcilia con la naturaleza y eso implica otra manera de producir, de consumir de pensar y esas nuevas maneras en Colombia existen. Esas nuevas maneras de sentir las hemos tenido en Colombia, que es la segunda potencia en biodiversidad del mundo, lo cual significa que somos una potencia de la vida, no de la muerte y es necesario que una corriente política y social que sea capaz de llevar a la sociedad colombiana, no solamente a reencontrarse   como tal, sino ser potencial de vida.

El principal objetivo del gobierno popular de Colombia, si ganamos las elecciones, es que Colombia se convierta en vanguardia de la lucha mundial contra el cambio climático. “

Independiente de posiciones políticas, no se puede dejar de reconocer la seriedad e interés de los temas que esboza Gustavo Petro, que sirven para el análisis y las definiciones, diferente a la gran mayoría de candidatos, que además de los insultos y ataques sin argumentos, no ponen a consideración de los ciudadanos ningún programa o ideas concretas y serias, para el cotejo público.