21 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombiano extraditado de Panamá admite culpa en caso por tráfico de cocaína

13 de enero de 2022
13 de enero de 2022

Miami, 13 ene (EFE).- El colombiano Gerardo Gómez-Lubo, alias «Francisco Niño», que fue extraditado a Estados Unidos desde Panamá, se declaró culpable de conspiración para distribuir cocaína a sabiendas de que iba a ser importada a este país, informaron este miércoles fuentes judiciales.

El delito del que «Francisco Niño», de 42 años, admitió ser culpable ante la justicia federal en Florida puede ser castigado con cadena perpetua, de acuerdo con un comunicado de la Fiscalía.

Según el documento de culpabilidad, que implica que llegó a un acuerdo con la Fiscalía, Gómez-Lubo formó parte desde 2017 hasta 2019 de una conspiración delictiva trasnacional para distribuir cocaína desde Colombia, a través de América Central y el Caribe, directamente a los Estados Unidos, concretamente a Texas, California, Hawái y Florida.

La cocaína distribuida por Gómez-Lubo y otros mostraba símbolos y marcas de identificación, las mismas que la Policía de Nueva York, Pensilvania y Florida encontró en alijos de droga decomisados.

Otro supuesto miembro de la red, Piero Antonio Lubo-Barros, alias «Nostradamus», que fue arrestado en enero de 2021 en Costa Rica y extraditado a Estados Unidos en marzo de 2021, está pendiente de juicio en Tampa (costa oeste de Florida).

Desde 2018 existía una acusación en el Distrito judicial Medio de Florida contra Gómez-Lubo y Lubo-Barros de conspiración para distribuir cocaína.

Gómez-Lubo fue arrestado el 1 de septiembre de 2019 cuando llegaba al Aeropuerto Internacional de Tocumen, en Panamá, a pedido de Estados Unidos, que solicitó su extradición.

Panamá aprobó la entrega del colombiano el 4 de febrero de 2021 mediante un decreto presidencial. EFE