20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Narcotráfico y pandemia.

26 de diciembre de 2021
Por Víctor Zuluaga Gómez
Por Víctor Zuluaga Gómez
26 de diciembre de 2021

En los momentos actuales, hablar de pandemia se remite de una manera automática al virus que ha venido causando muertes por todo el Planeta. Sin embargo, cuando nos detenemos a analizar los estragos que está causando de tiempo atrás el consumo de estupefacientes, no podemos menos que hablar de un fenómeno quizás más destructor que el mismo virus con sus mutaciones.

Sergio Gómez, corresponsal de El Tiempo en Washington plantea que en Estados Unidos se producen más de 100.000 muertos al año, por cuenta de sobredosis de drogas.

De otro lado tendríamos que hablar de la enorme cantidad de líderes comunales que han perdido la vida en Colombia, en donde un alto porcentaje tiene que ver con el control que ejercen los distintos grupos dedicados al narcotráfico, en territorios como el Cauca, Chocó y Norte de Santander.

Por último, para no olvidar los continuos enfrentamientos de bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes, en donde, definitivamente se han instalado antiguos grupos guerrilleros.

El problema es lo suficientemente complejo como para pretender que es cuestión de tomar algunas medidas, como mayor protección a los líderes comunales, mayor presencia de la fuerza pública, fumigación aérea y otras muchas.

La reflexión tiene que partir de los procesos de formación en donde se le ha venido dando enorme importancia a la tecnología y a la ciencia, mientras que la formación humanística queda relegada a un segundo plano. Es decir, nos interesa más formar ciudadanos exitosos en los negocios, pero no tanto en lo que tiene que ver con la formación de una conciencia ciudadana en donde la solidaridad y el respeto por el otro, incluyendo la naturaleza, ocupen un lugar destacado. Al respecto dice Raúl Garavito: “En el Ministerio de Educación, en las secretarías, en las facultades de Educación y en los sindicatos de educadores debería haber expertos en psicología de la conducta y el aprendizaje, los terrenos en que trabajan los profesores y allí también debería haber capacidad ejecutiva para llevar ese conocimiento a las escuelas y colegios de modo que fuera posible empezar un proceso de cualificación educativa que tomará décadas. En Colombia el sistema educativo permanece estancado y en ningún lado se observa la voluntad necesaria para hacerlo avanzar”.

Es hora de abordar el tema de las drogas y las salidas, desde sus múltiples aristas y no sólo desde la cómoda posición represiva.