27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por Guillermo Romero Salamanca La canción que hace llorar a colombianos y venezolanos en el fin de año

12 de diciembre de 2021
12 de diciembre de 2021

Por Guillermo Romero Salamanca

Será, de nuevo, un himno en las últimas semanas de este 2021. Lágrimas, oraciones, tristes lamentos y toda clase de sentimientos encontrados estarán presentes mientras se entona esta canción tropical colombo-venezolana.

Se unieron músicos y cantantes venezolanos, con compositora colombiana y luego en una nueva grabación, talentos de las dos naciones repitieron el éxito.

Todo obedece a la migración que han tenido estas dos naciones en los últimos años.

En el 2019, la población de colombianos en el exterior ascendió a cerca de 4,7 millones de connacionales, según estimativos del Ministerio de Relaciones Exteriores. Esto significa que más del 10 por ciento de la población de Colombia vivía fuera de Colombia.

Según la Agencia de la ONU para los refugiados -ACNUR-, hay aproximadamente 4.6 millones de venezolanos refugiados y migrantes en América Latina y el Caribe, de los más de 5.4 millones de migrantes y refugiados venezolanos en el mundo.

Se calcula que en Estados Unidos viven más de 2.5 millones de colombianos nacidos en el país y/o hijos o nietos de colombianos que cuentan con doble nacionalidad. Residen principalmente en los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Florida, California y la región de Nueva Inglaterra.

Otro tanto puede haber de venezolanos.

Según cifras del 2019, en el estado de Florida, los colombianos son el segundo grupo latinoamericano e hispano más numeroso, después de los cubanos. 1 ‘208.953 colombianos viven allí, cerca de 705.291 en el Área metropolitana del Sur de la Florida, 208.612 en Orlando y 122.318 en Tampa.

En Nueva York y Nueva Jersey hay registrados alrededor de 500 mil colombianos, siendo el tercer grupo latinoamericano e hispano más numeroso en ambos estados, en Nueva York en el condado de Queens los colombianos son casi el 10% de la población total y en barrios como Jackson Heights, en los que la población hispana corresponde a casi el 60% de los habitantes, así como en Elizabeth y Morristown la presencia colombiana es marcada y numerosa.

En la región de Nueva Inglaterra –Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Nuevo Hampshire, Vermont y Maine–, viven más de 162.790 colombianos siendo el tercer foco de concentración en los Estados Unidos y son el segundo grupo hispano más numeroso en esta parte del país.

Cerca de 8 millones de colombianos en Colombia cuentan con Visa Americana –un poco más del 15% de la población–. En el 2019 se registró casi un millón de arribos de colombianos a los EE. UU, según la Oficina Nacional de Viajes y Turismo.

Pero tanto colombianos como venezolanos viven en muchas partes del mundo. Las situaciones pueden ser similares: la falta de oportunidades, de guerra y de pobreza.

Ahora, con las facilidades que han dado varios países de homologar las carreras universitarias, miles de jóvenes colombianos solicitan sus pasaportes para buscar nuevos horizontes en otras latitudes.

En Venezuela, víctimas de los últimos gobiernos socialistas, millones de habitantes han buscado sus destinos en otros países y han emprendido diversos trabajos en regiones que jamás imaginaron.

Cuando se acerca la Navidad, en las novenas, reuniones, fiestas del 24 de diciembre o de fin del 2021, millares de hogares guardan un espacio para el familiar que no estará presente en esta oportunidad. La escena se podrá repetir en varios años.

Cuando la canción comienza a sonar, interpretada por el sinigual Pastor López, más de una lágrima rueda por las mejillas de padres, abuelos, tíos, primos y hermanos escuchando cada verso de la canción.

El tema fue compuesto por la arquitecta colombiana Heydi González Cardona–esposa del compositor Víctor Gutiérrez– que por razones de trabajo viajó a Venezuela y se estableció allí.  Cada Navidad era difícil para ella porque siempre recordaba a su familia y a su patria. Decidió entonces componer una muy sentida canción que se grabó Pastor López, ‘El hijo ausente’, … vamos a brindar por el ausente/ que el año que viene esté presente/.

La magistral interpretación de Pastor López se convirtió en tema obligado para cada fin de año.

“De verdad que es muy triste y nos conmueve”, dice Pedro Muriel, grabador estrella de Pastor López en Discos Fuentes en Medellín.

“La canción fue originalmente grabada en Venezuela con el sello Venus, pero quisimos ponerle un toque más internacional. Contamos con el apoyo de Honorio Palencia, pianista y amigo de Pastor López, pero conseguimos unos trompetistas de El Combo de las Estrellas y otros músicos de Medellín para darle la fuerza que resultó y el resultado fue impresionante”, cuenta ahora Pedro Muriel, el grabador de más de 400 éxitos tropicales.

“Cuando terminamos de grabar y al escucharla ya completa, un sentimiento de tristeza se albergó en mi corazón al pensar en tantos que estarían en ese momento fuera de sus hogares. Es una historia que se ha repetido por más de 20 años”, comenta Pedro.

“Pastor es uno de los intérpretes más sonados en el fin de año. Así lo registran los listados de las sonadas tanto en radio como en establecimientos. En el 2020, por la pandemia, aumentó el número, gracias a la soledad y al ambiente que se vivía en ese momento”, recalca César Ahumada, gerente de Sayco.

EL HIJO AUSENTE

Compositora: Heidi del Carmen González Cardona

Otro año que pasa y yo tan lejos
Otra navidad sin ver mi gente
Madre yo te pido humildemente
Que en el año nuevo me recuerdes
Que en la mesa pongas un lugar
Para el hijo que no ha de llegar
Y aunque yo no esté para brindar
Mi copa esté siempre a rebosar

Y al llegar la medianoche
Cuando risa y llanto se confundan en la gente
Mándame un abrazo fuerte
Y pídeles a todos los presentes

Vamos a brindar por el ausente
Que el año que viene esté presente
Vamos a desearle buena suerte
Y que Dios lo guarde de la muerte
Vamos a brindar por el ausente
Que el año que viene esté presente
Vamos a desearle buena suerte
Y que Dios lo guarde de la muerte

Otro año que pasa y yo tan lejos
Otra navidad sin ver mi gente
Madre, yo te pido humildemente
Que en el año nuevo me recuerdes
Que en la mesa pongas un lugar
Para el hijo que no ha de llegar
Y aunque yo no esté para brindar
Mi copa siempre a rebosar

Y al llegar la medianoche
Cuando risa y llanto se confundan en la gente
Mándame un abrazo fuerte
Y pídeles a todos los presentes

Vamos a brindar por el ausente
Que el año que viene esté presente
Vamos a desearle buena suerte
Y que Dios lo guarde de la muerte
Vamos a brindar por el ausente
Que el año que viene esté presente
Vamos a desearle buena suerte
Y que Dios lo guarde de la muerte

Vamos a brindar por el ausente
Que el año que viene esté presente
Vamos a desearle buena suerte
Y que Dios lo guarde de la muerte
Vamos a brindar por el ausente
Que el año que viene esté presente
Vamos a desearle buena suerte
Y que Dios lo guarde de la muerte