22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por Víctor Lucero Un hijo de doña Jackie y el expresidente Ernesto Samper quiere ir al Senado

3 de noviembre de 2021
3 de noviembre de 2021
Miguel Samper

Por Víctor Lucero

«Hemos regresado a la guerra», «En un país donde no hay justicia no va a poder haber paz», «La JEP ha sido perseguida por todos los frentes del Gobierno Duque», entre otros y son los conceptos claros que tiene Miguel Samper Strouss, un aspirante a ser senador de la República por la coalición La Esperanza.

Con una amplia experiencia en el sector público inicia su carrera política, siendo un crítico de los extremos de la política en Colombia. Heredero del buen sentido de humor de su padre el ex presidente Ernesto Samper Pizano.

–¿Cómo se encuentra Colombia con los colombianos?

–Colombia tiene muchas deudas con los colombianos, deudas en lo social, en materia de salud, educación y yo creo que tiene una deuda histórica en materia de tierras.

–¿Colombia ha regresado a la guerra?

-Hemos regresado a la guerra. Se estancaron todos los temas de tierras y los temas judiciales.

-¿A qué se debe esa aspiración al Congreso de la República?

-Estoy montando este proyecto político para retomar el tema de tierra y las causas sociales que tanta falta le hacen a Colombia. Estos recorridos que he realizado visitando a la gente de todas las regiones, entre ellos los campesinos, líderes sociales, empresarios, mujeres emprendedoras llegando a la conclusión que existen dos grandes bloques,

-¿Cuáles son esos bloques?

-Un bloque que quiere mantener el legado del gobierno del señor Duque, que yo no entiendo cual es. Y un bloque mayoritario, grande y fuerte que reclama un cambio en la forma de hacer política y en el fondo de hacer política.

-¿Experiencia y causas de su candidatura?

-Estoy poniendo a consideración mi hoja de vida. Una hoja de vida de 12 años de experiencia en el sector público, donde he demostrado que se puede trabajar por Colombia y las causas que me obsesionan son las causas de la tierra, la justicia y el medio ambiente.

-¿Propuestas que presentará como candidato al Senado de la República?

-Mi propuesta para el Senado de la República es tierras para la comida, tierras para el agua, tierras para el medio ambiente, tierras para que haya mayor productividad en el campo y por supuesto tierras para que haya menos violencia en las ciudades. Toda una Reforma Rural Integral.

¿Porque la solución de Colombia está en una Reforma Rural Integral?

-Hay que hacer una reforma rural integral que solucione el problema de las tierras. Hoy en día seis de cada diez campesinos no son los dueños de la tierra en que trabajan y hoy en día a un campesino que le compran un bulto de yuca en cinco mil pesos, lo están comercializando en 60 mil pesos, no le resulta ni siquiera como cuestión de supervivencia de la productividad de campo y eso genera todos los problemas del país como son: violencia en las ciudades, mayores precios de la comida. En Colombia estamos importando la tercera parte de la comida que consumimos.

-¿Cómo combatir la corrupción?

-El presidente Turbay decía la corrupción a sus justas proporciones. Ojalá la pudiéramos reducir a
cero. Tenemos que luchar todos como sociedad para que no haya corrupción en el país, pero por lo menos no fueran tan descarados e inescrupulosos, que no sean tan siniestros con el país como para robarse la plata de los niños. Se roban la comida a los niños: No hay frontera en este cáncer que es la corrupción y nosotros somos llamados, las nuevas generaciones a luchar y demostrar que hacer un trabajo público decente es posible.

-¿En Colombia la corrupción define elecciones?

-La corrupción y la politiquería con la compra de votos, no va a funcionar en las elecciones de 2022. La gente me ha dicho que piensan recibirle la plata al comprador de votos, pero van a votar a conciencia para no volverse a equivocar. La gente está cansada, quiere un cambio, por lo tanto, esa estrategia de la compra de votos no les va a funcionar. Puedo asegurar que ellos van a ser los principales derrotados

-¿Cuáles son sus causas que ha defendido?

-Las causas que he defendido en la gestión pública, entre otras han sido las víctimas del conflicto interno, las causas de la justicia transicional, esa justicia que nos permite hacer tránsito hacia la paz. La causa de las tierras que viene engavetados más, cada vez avanza a paso de tortuga y aquellos procesos emblemáticos están paralizados Hay una persecución de las causas sociales.

-¿Personalmente con qué movimiento se presentará a las elecciones de 2022?

-Nosotros queremos darles voz a los más vulnerables. Vamos a elegir presidente. El sector al cual pertenezco y estoy apoyando de manera decidida es la coalición de La Esperanza.

¿Porque la coalición de La Esperanza?

-La coalición de La Esperanza es la que cree que hay que cambiar esa vieja forma de hacer política, porque no demoran en llegar los bultos de cemento, el tamal, la tula de dinero, pero la gente manifiesta que está cansada de eso y también obviamente cambiar el fondo.

-¿Cómo cree que va a ser el próximo presidente de Colombia?

-El próximo presidente de la República va a ser de centro, alejado de los extremos y alejado de la politiquería.

-¿La JEP ha sido perseguida por el gobierno Duque?

-La JEP ha sido perseguida por todos los frentes del Gobierno Duque.

¿El Congreso está desconectado del país?

-La desconexión proviene de que los congresistas en muchos casos no saben de la realidad del país. Cómo es posible que el Partido de Gobierno el Centro Democrático presentó recientemente un proyecto de Ley no solo para no bajarles los salarios a los congresistas, sino para subirlos, mientras la gente está pasando hambre en las ciudades y el campo.

-¿La negociación de los votos puede afectar a la gente?

-Los más afectados cuando se negocia por el voto son los ciudadanos que después no pueden reclamarle a la clase política porque ellos simplemente aparecen cada cuatro años con las tulas de dinero y se acabó el cuento.

-¿Para Usted, cuál es la situación actual de Colombia en el gobierno Duque?

-Los precios de los alimentos están por las nubes, igual que el presidente Duque anda por las nubes. El agua se está acabando, especialmente en la costa caribe. Estamos invadiendo los páramos, estamos deforestando 170 mil hectáreas de bosque al año y la violencia que se está viviendo en las ciudades es financiada por las redes de narcotráfico, como las organizaciones comandadas por alias `Otoniel’ que tenía sus cultivos ilícitos cimentados sobre la tierra.

-¿El presidente Duque está desconectado del país?

-Cómo será la desconexión de Iván Duque con el país que piensa que invadiendo de dinero en las elecciones va a poder incidir en ellas.

¿Qué le preguntaría sobre el tema al presidente Duque?

-Le pregunto al presidente Duque, si le da miedo hacer política en franca lid. Si le da terror competir en democracia que necesita invadir de dinero las próximas elecciones. A mí no me da miedo porque tenemos gente en todo el país con los ojos bien puestos y cuando empiece la corruptela vamos a ser los primeros en denunciarlos.

-¿El gobierno avaló el artículo que deroga la Ley Garantías que opina sobre el tema?

-Fíjense lo que ha pasado con la Ley de Garantías. La gente me pregunta si estoy asustado por la suspensión de esa ley y les he dicho que no. Estamos volviendo a las viejas prácticas de hacer política a punto de dinero. Esa suspensión de la Ley de Garantías originará ríos de dinero para la campaña política especialmente en el partido de gobierno.

-¿Porque hay que reformar la justicia?

-Tenemos que realizar una Reforma a la Justicia buscando que la justicia cumpla su papel y deje de ser como se dice coloquialmente justicia para los de ruana, mientras que los hampones de cuello blanco están felices tomando whisky en embajadas, nombrados por este gobierno . Lo que tenemos que hacer es que la justicia funcione, funcione bien sea digital, ya tenemos todas las herramientas en pleno Siglo XXI.

¿Sobre la paz?

-En un país donde no hay justicia no va a poder haber paz.

¿Cómo observa la diplomacia de Colombia en las embajadas y consulados del mundo?

-Los embajadores son muy pocos los nombrados de carrera. Se utilizaron las Embajadas y los Consulados para pagar favores políticos originando políticas internacionales erráticas. No se ha convocado la Comisión asesora de asuntos Internacionales. Pero aquí como gobiernan con ellos mismos y no sale de su sanedrín el señor Duque, así es muy difícil tener una política pública de Estado

-¿Cómo observa el manejo del conflicto entre Colombia y Nicaragua por el mar caribe?

-Me preocupa mucho la situación frente a la Corte del Haya en el caso de San Andrés. Nadie sabe cómo se está orientando esa estrategia de defensa, si perdemos la plataforma submarina tenga la certeza que no será de nadie más el responsable sino el señor Iván Duque.

-¿El gobierno colombiano, no pudo con el gobierno venezolano?

-Recuerdo que el 1o. de febrero del 20219, Iván Duque, dijo que Maduro tenía las horas contadas. Ya han pasado 22 mil horas y nada que las tiene contadas el régimen de Maduro, sino que el que las tiene contadas es Iván Duque.

-¿Alguna deuda histórica en Colombia?

-La nivelación salarial de los maestros es una deuda histórica que tiene Colombia con los docentes de este país porque hoy en día el profesor más preparado con doctorado gana la tercera parte de lo que ganan los altos oficiales militares. Todas estas deudas sociales hay que empezar a saldar desde el 7 de agosto para que el poder resida en la gente. Para que la gente que llegue al próximo gobierno.

-¿Su opinión del gobierno frente al espejo retrovisor?

-Lo que pasa es que este gobierno se acostumbró a mirar por el espejo retrovisor. Echarle la culpa de todo al ex presidente Juan Manuel Santos. Si eso fuera verdad, si todo lo que ha pasado de malo en este gobierno es por culpa de Juan Manuel Santos, estos han sido los tres y medio años peores de gobierno de Juan Manuel Santos.

¿El gobierno Duque ha realizado varios anuncios de proyectos?

-Este gobierno nos tiene acostumbrados que es un gobierno de anuncios, anuncios y más anuncios. Anunció que iba a tener actualizado el 60 por ciento el territorio nacional en materia de catastro. El catastro es la información más básica sobre los predios, cuánto cuestan las tierras, quienes son sus dueños, donde están los linderos, donde pasa la cerca y sabe en cuánto va el cumplimiento de esa meta por parte del gobierno nacional en 0 por ciento.

-¿Cómo calificaría al gobierno Duque?

-Yo he visto gobiernos malos, buenos, mediocres, pero esto es un desgobierno. Aquí no hay un timonel, recuerdo que en plena campaña presidencial el entonces candidato Iván Duque le dijo a Germán Vargas Lleras, que él había sido el copiloto de un avión que se estaba incendiando y no se había salido a tiempo. El problema es que este avión se está incendiando y no existe piloto, no hay piloto que maneje las riendas del Estado colombiano.

-¿Por qué es tan crítico contra el presidente Duque?

-Es que parece que estuviera gobernando para Dinamarca y no conoce Cundinamarca todavía y cuáles son sus problemáticas.

¿Cuál gobierno de Colombia le ha gustado?

-Por preferencias de gobierno a mí me gustó el primer gobierno de Alfonso López Pumarejo que implementó una Reforma Rural Integrada.

-¿Cómo califica el gobierno de su padre Ernesto Samper?

-Un gobierno social. La gente en estos recorridos me lo han dicho. A él le reconocen el legado del Sisben por ejemplo lo que hubiera sido una pandemia sin tener 27 millones de personas a un régimen de salud subsidiado gratuito hubiera sido catastrófico.

-¿Durante sus giras le han dicho algo de su padre?

-Una señora se me acercó y me dijo: Que, si yo era hijo de Samper y yo pensaba que, si me iba a ser algún reclamo o regañarme, pero en realidad ella me dijo el siguiente recado: «Dígale a su papá que él le salvó la vida a mi hija»; a lo que le pregunté cómo así: ella me contestó: «Claro porque a ella, le detectaron un cáncer a los ocho años de edad y no me la querían atender porque no tenía seguro médico. Pero cuando Samper creó el Sisben a ella no solo le curaron el cáncer, sino que hoy tengo tres nietas maravillosas que nos están acompañando gracias a que Samper nos salvó la vida».

-¿Los docentes de Colombia que le han dicho?

-Los maestros tienen un buen recuerdo del legado social de Samper por la aprobación de una mesada adicional, en unos casos le dicen la prima Samper.

-¿En el cargo de director de la Agencia Nacional de Tierras conoció personalmente la Colombia rural?

-Cuando estuve al frente de la Agencia Nacional de Tierras durante casi tres años y tuve la oportunidad de recorrer todo el país, para entregarles los títulos en las manos de los campesinos. El título muchos piensan que es un papel, pero en la realidad se trata de una llave que les abre las puertas, al progreso, los créditos, subsidios, viviendas. Me di cuenta de la realidad rural de Colombia.

-¿Cuál fue su balance al frente de ese organismo estatal?

-Desde la Agencia Nacional de Tierras lo he demostrado. Nosotros entregamos en dos años y medios 42 mil títulos de propiedad, mientras que el Incoder entrega 500 títulos al año, máximo 800.

-¿Cómo pudo adelantar una tarea eficiente?

-Alguien me preguntó: «¿Usted cómo hizo?» Dos cosas muy sencillas que ni siquiera debería mencionarse. La primera métale corazón, cuando uno es servidor público se debe al público, se debe al campesino en mi caso y la segunda no robe, cuando uno no roba en la gerencia pública el presupuesto rinde que da gusto, como dice la propaganda. Lo que hay que hacer es luchar desde abajo con la gente, por esas banderas sociales. Haciendo una gerencia pública transparente que respete los recursos públicos de este país.

-¿Porque salió de la Agencia de Tierras?

-Salí de la Agencia Nacional de Tierras desde la llegada del presidente Duque, al no compartir sus visiones, entre otros el estancamiento de tierras, como efectivamente sucedió, por cuanto estos tres años y medio del periodo del actual gobierno me han dado la razón.

-¿En las ciudades se desconoce el problema de tierras?

-En las ciudades la gente piensa que la yuca sale del supermercado o que la leche sale de la nevera, pero los precios que estamos pagando por la comida son de los más caros del continente son precisamente por este problema de tierras. La violencia viene financiada por el narcotráfico que se produce en la tierra y los problemas medioambientales, la principal huella de carbono de Colombia es la deforestación.