23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo (enclítico), transitar, tratarse de, mandatorio, asesinato, se

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
2 de noviembre de 2021
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
2 de noviembre de 2021

Quisquillas de alguna importancia 

O, con su ejemplo, ‘pudiéndolo enterrar, prefirieron cremarlo’ o ‘pudiendo enterrarlo, prefirieron cremarlo’. 

Escribe la corresponsal Elsie Duque de Ramírez que “siempre que digo: “para poderlo enterrar”, tengo qué cambiarlo a: “para poder enterrarLO”. Es muy común y muy difícil de erradicar” (21/10/2021). Aunque no dice qué es lo difícil de erradicar, alude con seguridad a la colocación para ella equivocada del enclítico ‘lo’ en el infinitivo ‘poder’, no en ‘enterrar’. Pero no, no es un error, pues ambas formas son correctas y expresan lo mismo, porque las acciones de los dos verbos en infinitivo tienen el mismo objeto –el difunto–, reemplazado por ese pronombre personal. Caso igual, cuando concurren en la oración el gerundio y el infinitivo, verbigracia, ‘queriéndolo decir, no lo dijo’ o ‘queriendo decirlo, no lo dijo’. O, con su ejemplo, ‘pudiéndolo enterrar, prefirieron cremarlo’ o ‘pudiendo enterrarlo, prefirieron cremarlo’. Recursos que tiene el idioma. ***

El verbo ‘transitar’ (“ir o pasar de un punto a otro por vías o parajes públicos”) es intransitivo, es decir, como lo he explicado muchas veces, que no admite complemento directo y que, generalmente, se construye con una preposición (‘transitar por’). En su nota para LA PATRIA, el señor Marco Antonio Londoño Zuluaga escribió: “…asuman el mantenimiento de las vías que son de su responsabilidad, para que las comunidades transiten los enfermos…” (15/10/2021). En esta oración, los verbos apropiados, éstos sí transitivos, pueden ser ‘transportar, llevar, trasladar, transferir’, el que más convenga a la idea que se quiere expresar. ***

Así garrapatearon, respectivamente, el editorialista de El Tiempo y el autor de “Hablemos de libros” de Papel Salmón: “De eso se trata el fallo y también la causa de Jineth…” (20/10/2021); “De eso se trata el momento que estamos viviendo…” (23/10/2021). Son incontables las veces en las que he tratado este protuberante error gramatical, lo que hace evidente su muy frecuente ocurrencia. La locución verbal ‘tratarse de’ es impersonal, es decir, que no tiene sujeto, que en las frases citadas son ‘el fallo’ y ‘el momento’, en ellas, fuera de lugar. Pero, ¿para qué explico? Creo, más bien, que la Academia de la Lengua, así como consagró como ‘colombianismo’ la construcción equivocada ‘diferente a’ en lugar de ‘diferente de’, tendrá que hacer lo mismo con ésta: es un solecismo, sí, pero muy usado en Colombia. Dejémoslo, pues, así. *** 

Dos veces el columnista de El Tiempo Mauricio Lloreda acudió al adjetivo ‘mandatorio’ para expresar sus ideas. Esto escribió: “…un primer paso del mandatorio viraje…”; “Y es mandatorio reconocerle al embajador Juan Carlos Pinzón…” (21/10/2021). ‘Mandatorio’ es un anglicismo, de  ‘mandatory’ (‘obligatorio’), innecesario, además, pues los sinónimos de ‘obligatorio’ abundan: ‘imperativo, imprescindible, inevitable, indispensable, impuesto, debido, exigible, necesario, mandado, coactivo’, etc. Mucho, pues, de donde escoger, según la idea que se quiere expresar. ¿Para qué, entonces, ese anglicismo? ***

En la sección de primera página de LA PATRIA ‘Lea hoy’ (23/10/2021) hay dos errores mayúsculos: El primero: “Alec Baldwin asesinó involuntariamente a la directora de fotografía de la película que rodaba”. Si fue involuntariamente, no fue un asesinato. ‘Asesinato involuntario’ es un sinsentido, porque para que un homicidio pueda calificarse de tal, tiene que haber premeditación y alevosía. El segundo, un error de primero de bachillerato: “Estados Unidos y China vuelven a enfrascarsen en una nueva ‘Guerra Fría’”. Digo que es un error de primero de bachillerato, porque lo recuerdo como uno en el que más insistía mi profesor de castellano, que nos enseñaba: “No se dice ‘siéntesen y desayúnesen’, sino ‘siéntense y desayúnense’”. Nos explicaba luego que esa ‘ene’ del plural pertenece al verbo (en la frase citada la tiene ya el plural del presente de ‘volver’), no al pronombre reflexivo ‘se’, que es invariable en género y número. Enseñanza que me quedó grabada para siempre.

[email protected]