29 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Inexperiencia de los pilotos sería la mayor causa de accidentes aéreos

15 de noviembre de 2021
15 de noviembre de 2021
El comportamiento de la accidentalidad aérea durante los últimos 10 años muestra mayores errores basados en las habilidades humanas. Jason Redmond / AFP

Casi una tercera parte de estos accidentes tienen que ver con la forma como operan los pilotos, seguida de las violaciones rutinarias y los errores de decisión.

Un estudio determinó que algunos pilotos estaban por debajo de los estándares de rendimiento adecuados para volar, y aunque tenían licencia y certificado médico, les faltaban cursos previos o tenían poca regularidad en sus operaciones. Los pilotos con continuidad y experiencia baja tuvieron una mayor cantidad de errores basados en las habilidades (hasta del 50 %), lo que quiere decir que estas sí influyen a la hora de volar.

Por otro lado, la aviación agrícola –utilizada para el riego de agroquímicos en cultivos– presentó la mayor accidentalidad en el estudio (32 %), seguida por los vuelos chárter (30 %), los centros de instrucción, aviación privada y los vuelos de carga.

Este tipo de aviación presentó además 151 muertes y 35 lesiones graves, y aunque no se puede decir que es la más insegura, sí es la que registró mayor cantidad de accidentes fatales, lo cual se debería en parte a que por ser aeronaves de bajo peso que realizan vuelos rasantes en el terreno para esparcir agroquímicos, son particularmente susceptibles a estos siniestros.

A las fallas humanas se les sumaría un alto número de violaciones de las normas en las operaciones aéreas rutinarias, que ocurren especialmente en la aviación agrícola  y en los vuelos chárter, que son aviones privados rentados.

El estudio fue adelantado por Mateo González Agudelo, médico especialista en Medicina Aeroespacial de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien a través de la aplicación de una herramienta identificó los errores más frecuentes que cometieron los pilotos de aviación civil en Colombia entre 2009 y 2018 y que pudieran llevar a accidentes.

De los reportes de vuelos tomados de los datos públicos de la Aeronáutica Civil colombiana se analizaron en detalle 136, en los cuales se encontró que los errores en habilidades de los pilotos son los más recurrentes.

“Gran parte de la motivación del estudio surge que en el campo de la medicina aeroespacial, la cual busca entender cómo se comporta la fisiología humana y el rendimiento en condiciones en las que se requiere un entrenamiento muy alto, por encima del promedio, como en la aviación, que se considera una actividad que exige esas altas capacidades de rendimiento”, detalla el investigador.

Herramienta eficaz

Para determinar esos factores humanos asociados con la accidentalidad aérea, el investigador implementó la herramienta Human Factors Analysis and Classification System (HFACS) utilizada generalmente en el campo de la milicia en otros países para clasificar los errores humanos y analizarlos, permitiendo una discriminación más detallada de los errores.

“Antes de implementar la herramienta fue necesario hacer un trabajo previo para determinar datos demográficos como la localización del accidente, el tipo de aeronave, la tripulación y las personas a bordo, entre otras variables que se debieron incluir para llegar a este resultado”, explica el magíster.

Señala además que “estas herramientas se vienen usando desde la Segunda Guerra Mundial para determinar la causa asociada con los factores humanos. La herramienta aplicada se basa en la identificación de fallas por barreras o niveles que ayudan a determinar el error que llevó al accidente”.

Fallas activas y latentes

“Una de esas barreras son los actos inseguros cometidos tanto por los operadores como por los tripulantes, pilotos u operadores de primera línea (mantenimiento) que están involucrados directamente en la operación. Estas fallas activas son el detonante por el que se genera un accidente. También están las fallas latentes, aquellas que aunque se pueden cometer en el día a día no necesariamente terminan en un accidente, seguidas de la supervisión insegura y la influencia organizacional”.

Dentro de los hallazgos demográficos, en el estudio se encontró que aunque es normal que la operación aérea civil colombiana se realice durante en el día, también ocurrió un número importante de accidentes en los horarios crepusculares (entre 6 y 8 de la mañana y 5 de tarde en adelante), horas en las que frecuentemente se presenta deslumbramiento en los pilotos por los rayos del sol.

A su vez, la mayoría de los accidentes sucedieron en Antioquia, seguido de Meta, Santander, Valle del Cauca y Cundinamarca, ya que al ser los departamentos con más operaciones aéreas, presentan mayor accidentalidad.

Ante la diferencia entre los tipos de aeronaves, la investigación encontró que en los pilotos de helicópteros hubo mayores errores perceptuales comparado con los de ala fija (aviones o avionetas). Esto quiere decir que estos pilotos tienden a equivocarse más, por ejemplo, a la hora de calcular la distancia entre la aeronave y un objeto u obstáculo, o al no determinar bien la distancia entre la aeronave y el sitio de aterrizaje.

Mejor capacitación y seguimiento

Según el investigador, el impacto en el reconocimiento específico del factor humano tras la aplicación de la herramienta HFACS a la accidentalidad aérea civil colombiana permitirá renovar y afianzar el panorama epidemiológico de la seguridad aeronáutica del país, con el propósito de brindar las recomendaciones respectivas en cada nivel y subcategoría del error humano, para que luego sean consideradas e intervenidas por parte de los entes reguladores.

“Una de las principales recomendaciones es que la intervención de la seguridad aérea debería estar enfocada en mitigar esos errores en el desempeño humano basado en las habilidades, ya sea en el entrenamiento de los pilotos, la capacitación constante y tener una rigurosidad en cuanto a la continuidad, o acompañamiento a quienes tienen menor experiencia para que no cometan tantos errores”.

También es igualmente importante prestar mayor atención al cumplimiento de los reglamentos, fortalecer la formación en la percepción, sobre todo de los pilotos de helicópteros, y mejorar aspectos como el manejo del estrés y exceso de confianza, ya que fueron pre-condiciones para que ocurrieran muchos de las fallas en el aire.

Agencia de Noticias UN – Unimedios