27 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿En qué país vivimos?

28 de noviembre de 2021
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
28 de noviembre de 2021

Preocupantes, dolorosas y vergonzosas las denuncias públicas que en los últimos días realizaron 2 organismos conocidos ampliamente a nivel mundial, como son Amnistía Internacional, con otras entidades y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que es un apéndice de la Organización de los Estados Americanos.

Dice el informe de Amnistía Internacional, la ONG Temblores y PAIIS, – Programa acción, igualdad, inclusión social, de la Universidad de los Andes, – que al menos 103 personas sufrieron lesiones en los ojos durante el paro nacional de 2021. Lejos de ser errores, el documento asegura que las agresiones responden a que la Policía irrespetó los protocolos y manejó mal sus armas.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH – reiteró su preocupación por la persistencia de la violencia en Colombia, que se manifiesta en asesinatos, incremento de lasconfrontaciones entre grupos armados ilegales, masacres, violencia contra defensores, líderes y lideresas, y excombatientes.

Según denunció Amnistía Internacional y las otras organizaciones, el caso colombiano no es el único, sino que se inscribe en un fenómeno creciente en otros países, como Ecuador, Nicaragua, Venezuela y Chile, en donde personas jóvenes que salen a protestar reciben disparos en el rostro que los deja total o parcialmente ciegos. Al menos 103 personas fueron víctimas de lesiones oculares del 28 de abril al 20 de julio de este año, los tres meses que duró el paro nacional.

Mientras que CIDH resaltó que en 2021 ha habido un incremento de asesinatos, pues hasta el 4 denoviembre se habían registrado 11.509, contra 9.962 hechos en el mismo periodo del 2020.

Particularmente, la Comisión resaltó con especial preocupación el aumento de aproximadamente un 20 % de los feminicidios y agrega que, según información de la Fiscalía, entre eneroy septiembre de 2021 se presentaron 1.074 denuncias: 555 por hechos consumados y 519 portentativa.

Tanto Amnistía Internacional como CIDH denuncia la inercia de los organismos competentes, del Estado, para adelantar las investigaciones y sancionar a los verdaderos responsables.

Erika Guevara Directora de Amnistía Internacional, para la Américas se quejó de que la Fiscalía ha adelantado algunas investigaciones y anunciaron que va a haber decisiones pronto, pero lo cierto es que les han dado mayor celeridad a los casos de crímenes cometidos en contra de agentes del Estado.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos le  recuerda al Estado su deber de proteger y garantizar de manera práctica y efectiva la vida y la integridad personal y le exhorta a reforzar las investigaciones y sancionar a los autores materiales e intelectuales y  expresa preocupación frente a la magnitud de la violencia en Colombia y su elevado impacto en el número de personas que perdieron la vida de manera violenta, e insta al Estado a cumplir con sus obligaciones internacionales como parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales.

En declaraciones para el periódico el Espectador, Érika Guevara Rosas deja claro que en las manifestaciones en Colombia hubo un uso desproporcionado de la fuerza y, además, que se utilizaron armas letales y potencialmente letales, de manera indiscriminada, que pusieron en riesgo la vida de las personas y añadió que, en el caso de los traumas oculares, vieron una clara intención de dañar a las personas, desde, cómo se emplearon las armas menos letales. Por ejemplo, los cilindros de gases lacrimógenos, que tienen que ser lanzados no hacia donde está la gente, sino de forma parabólica, se lanzaban directamente a la cabeza y a la zona torácica de manifestantes, concluyó, la señora Guevara.

Y la Comisión de Derecho Humanos  puntualizó que, observa la acumulación de las violaciones a los derechos humanos en grupos sociales que han padecido históricamente vulneraciones a sus derechos y llama al Estado a redoblar los esfuerzos en la implementación de políticas públicas que mitiguen las causas estructurales de estas afectaciones y pide que haya plena convicción sobre la necesidad de fortalecer la implementación integral del Acuerdo de Paz y ofreció sus herramientas de cooperación técnica para contribuir en ese proceso.

Estamos en una de las situaciones más delicadas del país en toda su historia, que no se puede solucionar ignorándola, escondiéndola.  Además de prevenirla, hay que acompañar a las víctimas de los desmanes denunciados y aplicar correctivos concretos y sanciones ejemplares y rápidas, a los responsables de estos delitos, sin tanto discurso y de una manera pragmática, real y concreta. Los 3 poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, tiene velas en este entierro.

«¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo, ¿ tú que no ves la viga que tienes en él ?