21 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ni turismos ni furgonetas podrán emitir CO2 a partir de 2035

13 de noviembre de 2021
13 de noviembre de 2021

 España y varios países europeos se unieron por la lucha contra la contaminación producida por los vehículos. El sector transporte genera un 27,7% del total de emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que en el 2035 ningún turismo ni furgoneta de compra nueva que se venda en Europa, podrá emitir CO2.

En el estudio realizado por OBS Business School, sobre vehículos ecológicos, su situación actual, sus objetivos y los retos de la industria automovilística; muestra los esfuerzos del mundo en materia de disminuir el rastro contaminante de los vehículos. Es por eso que, actualmente, los carros eléctricos e híbridos toman mayor fuerza en el mercado.

En junio de 2021, la Unión Europea adoptó el programa “Fit for 55”, el programa establece normas estrictas en cuanto a emisiones de CO2 de turismos y furgonetas. Estableciendo la necesidad de disponer de un punto de recarga eléctrica a cada 60 km y un surtidor de recarga de hidrógeno cada 150 km. Europa establece en 3,5 millones el número mínimo de estaciones de recarga pública que debe haber activas en 2030. Cifra que deberá triplicarse en la siguiente década, hasta alcanzar los 11,4 millones y los 16,3 millones en 2050.

“Debido a los efectos del COVID-19, el volumen de producción de las fábricas descendió en 2020. Los países trabajan en leyes para disminuir la marca contaminante. Por ejemplo, España debe asegurar la correcta adaptación de las fábricas y del sector para que el 100% de los vehículos que se produzcan sean cero emisiones, actualmente solo 13 modelos cumplirían con el requisito establecido para 2035. Actualmente, no alcanza ni el 3% del objetivo que se debe cumplir en 2030”, aseguró May López, profesora de OBS y Directora de Desarrollo de la plataforma Empresas por la Movilidad Sostenible, Coordinadora de los Premios Nacionales de Movilidad.

En Colombia se trabaja para que los vehículos de los Sistemas Integrados de Transporte Masivo de Cali, Medellín y Bogotá sean amigables con el medio ambiente. Actualmente, el país tiene 587 buses eléctricos en operación y se espera que haya 1.589 al terminar el año.  Para esto, el Gobierno incluyó incentivos para que las ciudades adquieran flotas de cero y bajas emisiones.

Según el Ministerio de Ambiente, la emisión de contaminantes, aumenta en Colombia a 8.398 toneladas cada año, de las cuales el 28 % se le atribuye al transporte público.

El Acuerdo de París de 2015, es un acuerdo histórico para combatir el cambio climático y acelerar e intensificar las acciones e inversiones necesarias para un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono;  y por primera vez, hace que todos los países tengan una causa común para emprender esfuerzos ambiciosos para combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos, con un mayor apoyo para ayudar a los países en desarrollo a hacerlo. Gracias a su aprobación, los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares, tendrán que establecer zonas de bajas emisiones antes del 2023. Por lo que, deberán establecer áreas de restricción de la circulación para vehículos contaminantes y con acciones a favor del transporte público y los desplazamientos a pie, en bicicleta o por medios de transporte eléctrico.

“La actividad del transporte afecta de manera negativa a la calidad del aire. Solo el transporte por carretera es la mayor fuente de óxido de nitrógeno (39%) y una importante fuente de material particulado (13%), problema que se agrava en los núcleos urbanos, en los que vive más del 75% de la población, este es uno de los motivos por los que cada vez es más importante establecer programas de descarbonización del transporte y fomento en soluciones de movilidad sostenible” enfatizó López.