29 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Cómo surgió el Cementerio Libre de Circasia?

7 de noviembre de 2021
7 de noviembre de 2021
Cementerio Libre de Circasia. Imagen Academia de Historia del Quindío

Por Caracol Radio

A principios del siglo XIX y principios del XX, casi la totalidad de los cementerios en Colombia eran manejados por la autoridad eclesiástica, esto debido al concordato de 1887. Así que desde la curia tenían la potestad de aceptar o rechazar el entierro de quien desearan. Situación que llevó a que, en 1928 en Circasia, se le negara la sepultura a un habitante de la vereda de la Concha, ya que el sacerdote encargado de la parroquia Los Ángeles lo consideró inapropiado debido a que el difunto en vida mantuvo una religión y filosofía opuestas al cristianismo, así que se encargó de que a este cuerpo se le negara el acceso en todos los cementerios aledaños. Es por eso que su familia se vio obligada a enterrarlo en el jardín de su propia finca, a lo que el párroco también intervino denunciando frente a la policía al alegar que el cadáver contaminaba las aguas del municipio, hecho que llevó a que la familia fuera detenida por las autoridades.

Ante tal situación, Braulio Botero, habitante de la región, intervino por la familia para evitar este atropello, pero también fue detenido. Posterior a este suceso, Botero, cansado de las acciones de la curia decidió en que Circasia debía tener un cementerio donde se pudieran enterrar a los ciudadanos sin importar su culto, es por eso que acompañado con vecinos del sector inicia un convite para construir un cementerio laico, el cual es patrocinado principalmente por su mismo padre, Miguel Botero Bernal, quien dona el lote en el que se construyó el Cementerio Libre de Circasia.

César Londoño, administrador del Cementerio Libre de Circasia desde hace 20 años, resalta que este fue unos de los primeros cementerios en el país en permitirle a la gente ser enterrada sin importar sus creencias u orientación. “Toda persona que quiera estar aquí, siempre ha podido y podrá hacerlo”. Londoño también comenta que el sostenimiento de este recinto se mantiene principalmente gracias a las regalías que producen los negocios heredados de su fundador.

El monumento más destacado dentro del cementerio es el de un águila sobre un pedestal, la cual representa la libertad como el baluarte más importante del lugar, a lo que el administrador añade “cuando hay libertad estamos por encima de conflictos innecesarios y preservamos un ambiente de paz para todos”. Desde el Cementerio Libre de Circasia se espera continuar con sus servicios para asegurar un lugar en el que siempre, quien desee pueda descansar donde se le respeten las creencias que haya tenido en vida.