29 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Pobladores del cañón del río Cauca, en vilo por Hidroituango

5 de octubre de 2021
5 de octubre de 2021
(Photo by Joaquin SARMIENTO / AFP)

La cultura ancestral, la empleabilidad en el campo, las proyecciones de vida de los habitantes y otros aspectos estarían amenazados por la construcción de esta hidroeléctrica.

Así lo advirtió la socióloga Isabel Cristina Zuleta, defensora de los derechos humanos, al referirse a los impactos sociales y culturales que ha sufrido la población del cañón del río Cauca por el megaproyecto Hidroituango.

“Obras como esta hidroeléctrica entregan 5.400 empleos, cambian la vocación productiva de las personas, pero solo dan trabajo por tres meses mientras que el campo se queda sin gente para trabajarlo”, aseguró la lideresa ambiental al mencionar algunos de los impactos sociales y culturales que ha sufrido esta población a casusa del megaproyecto.

En la charla “Los impactos en el cañón del río Cauca generados por Hidroituango”, coordinada por la Oficina de Gestión Ambiental (OGA) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, la lideresa del Movimiento Ríos Vivos – Antioquia señaló que la cultura ancestral, la empleabilidad en el campo, las proyecciones de vida de los habitantes y otros aspectos están amenazados por la construcción de dicha hidroeléctrica.

“Las formas de vida de los cañoneros son muy distintas a otras partes de Colombia. Habitan un ecosistema histórico de bosque seco tropical en vía de extinción, arrastrado también por esta hidroeléctrica, porque muchas personas se separan de la naturaleza y la quieren dominar; pero la comunidad del sector no se ve así, son conocedores del entorno, aunque saben que corren riesgo”, comentó.

Según el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, la hidroeléctrica tiene graves errores de construcción que habrían sido la causa de un derrumbe que amenazó a 100.000 personas de cinco municipios en 2018, además la socióloga comenta que “hasta el momento no ha generado ni un kilovatio pese a que prometió entrar en operaciones en el 2018 y permanecer para toda la vida”.

Campo, empleo y cultura: en riesgo

La comunidad del cañón del Río Cauca estaría estigmatizada y denunciada por personas ajenas al sector por seguir tradiciones culturales como el barequeo –asociado con la minería– con las que muchos se sustentan.

“Los barequeros usan hojas de los árboles para separar y lavar el oro de la tierra, sin ningún material contaminante”, señala la ambientalista Zuleta.

Agrega que “con la antropóloga y arqueóloga Neila Castillo, de la Universidad de Antioquia, encontramos que es una técnica ancestral anterior a la colonia, propia del territorio, que tiene más de 2.400 años. Sin embargo las empresas o privados que se apropian de los territorios dicen que es minería ilegal hecha por cañoneros que acaban de llegar, amenazando su identidad cañonera y desapareciéndola”.

Otro impacto social que viviría la población sería una asimetría de poder en el control y dominancia del territorio. La defensora explica que “aunque las empresas están obligadas a entregarle un 1 % de regalías a la población, la zona es muy pobre y esta empresa es tan grande que tiene más recursos que el departamento de Antioquia”.

“Hay una asimetría de poder que dificulta que el dueño del territorio sea el municipio. El territorio es de los municipios, pero está sumido por el poderío de una empresa que tiene poco control sobre la situación de la zona. Cuando llegan estos recursos están en esa posición de poder y determinan el condicionamiento de esos recursos, por lo que al final no servirían para lo que se necesita”, expresó la socióloga.

Sin futuro

Por último, la defensora Zuleta alerta a observar lo que sucede con la población del cañón del río Cauca y brindarles un acompañamiento, más allá de lo que pase con la hidroeléctrica.

“A los miembros de la sociedad nos dejaron solos, al punto que cuando empezamos a preguntar quién podía ayudar con un estudio sobre esto nos negaban la oportunidad por conflictos de intereses”.

“¿Qué familia o pareja tiene hijos si todas las noches se despierta pensando que le caerá un montón de agua encima? ¿Qué familia proyecta sus cultivos, construye una casa, desarrolla su vida, si no sabe lo que va a pasar con su territorio? Es muy difícil y lo que les quitan no solo es el presente sino también el futuro” sentenció la lideresa.

 

Agencia de Noticias UN – Unimedios