18 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

No todo fue color rosa.

24 de octubre de 2021
Por Víctor Zuluaga Gómez
Por Víctor Zuluaga Gómez
24 de octubre de 2021

Si bien muchos cartagüeños, liderados por el Padre Cañarte realizaron grandes esfuerzos por la consolidación de una aldea en los territorios de Cartagoviejo, hoy Pereira, bueno es resaltar también la figura del doctor Ramón Rubiano quien se desempeñaba como gobernador de la Provincia del Quindío y quien fuera pieza clave para que la nación adjudicara a los colonos que a la altura de 1858 ya se encontraban establecidos en Cartagoviejo. La Nación, adjudicó tierras que consideraba baldías, pero, como ya se ha podido comprobar, pertenecían a un cartagüeño que las había comprado al Rey en 1810.

Decía el doctor Ramón Rubiano que, gracias al camino que se estaba construyendo para unir a Cartago con Antioquia, eso permitiría la llegada de colonos antioqueños que con seguridad irían a imprimir progreso, que sería benéfico también para el Cauca.

Pero al lado de estos personajes, entre los cuales también merece ser mencionado Ramón Elías Palau, que contribuyeron, insisto a la fundación de la aldea que inicialmente recibiría el nombre de Villa de Robledo, también hubo personajes que se convirtieron en un obstáculo para el proceso de fundación, en la medida que consideraban que todos los antioqueños eran “godos”, es decir, militaban dentro del Conservatismo y por lo mismo les tenían declarada la guerra.

Tal es el caso del coronel Pedro José Murgueitio, hijo del General Pedro Muergueitio, quien, recordemos murió en una batalla que se desarrolló en Cartago cuando se enfrentó a las fuerzas conservadoras. El resentimiento de su hijo era apenas natural y por lo mismo, persiguió al comandante conservador, quien finalmente huyó hacia Santafé de Bogotá.

A partir de ese momento, Pedro José Murgueitio le envía gran cantidad de cartas al General Tomás Cipriano de Mosquera en donde le da cuenta de las acciones que ha tomado para garantizar el triunfo de las fuerzas opositoras al partido de gobierno, que en ese momento era el conservador, con Mariano Ospina Rodríguez. Esta es una de tantas cartas:

“La persecución de los godos sigue, pues me he propuesto cogerlos o hacerlos morir de hambre en los bosques pues no quieren presentarse alimentados con la esperanza de que el lobo carnicero de Julio  tiene …mil hombres. Todos los que coja serán remitidos a Panamá dándole parte inmediatamente con excepción de los muy asesinos que esos creen deben tener otra suerte.” ( Cartago, Noviembre 20, 1862)