27 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jorge Enrique Hurtado Arcila Ganar o ganar, la consigna de Colombia ante Ecuador

14 de octubre de 2021
14 de octubre de 2021

Jorge Enrique Hurtado Arcila

El partido ante Ecuador este jueves será clave para la Selección Colombia ya que enfrenta a un rival directo que lo supera por un punto en la tabla de posiciones, venciéndolo lo superaría por dos puntos lo que le daría la posibilidad de ascender del actual quinto lugar al cuarto, incluso al tercero si Brasil derrota a Uruguay, además será una revancha del humillante 6 a 1 que nos infligieron en Quito cuando nuestros jugadores hicieron una huelga de “piernas caídas”  para precipitar la salida del técnico Carlos Queiroz, conspiración que había empezado días antes con la también dolorosa derrota de local frente a Uruguay 3 a 0, hoy siquiera dos o tres de esos puntos nos tendrían en mejor posición y con mayor opción de ir al mundial de Catar.

El fútbol es una de las cosas mas relativas, tanto así que si a Einstein le hubiera gustado el fútbol, habría descubierto antes la teoría de la relatividad. Las discusiones en torno a este deporte que apasiona a gran parte de la humanidad, nos lleva a creernos dueños de la verdad y a polemizar permanentemente sobre todos sus aspectos, especialmente sobre el nivel de sus jugadores y de las tácticas y estrategias empleadas por los entrenadores, todos tenemos espíritu de técnicos y somos los mejores cuando terminan los partidos, pontificamos sobre lo que fue y lo que debió ser, esto se acrecienta cuando el tema de discusión es la selección nacional, que exacerba los ánimos para bien o para mal, el país sonríe cuando se gana o se logra un empate valioso o tiene cara de funeral si se pierde.

El jueves todos estaremos ansiosos deseando una victoria ante Ecuador, así sea por mínima diferencia, aunque quede aplazado el desquite de la goleada, ahora que la Eliminatoria entra en la recta final disminuyen las exigencias de buen fútbol y se privilegia el resultado, pero no por ello cada uno dejará de tener su propia alineación y no renunciará a ser juez supremo. Los héroes, jugadores que nos han brindado muchas alegrías pasan a ser villanos fácilmente, por ejemplo Falcao máximo goleador histórico de Colombia es cuestionado cada que no marca y muchos lo tildan de acabado, sin analizar las circunstancias del partido, en los dos últimos compromisos ante Uruguay y Brasil no le generaron ni una sola opción clara de anotar y los nueves son los finalizadores de lo generado por sus compañeros.

En el caso de Quintero que carga con el peso de reemplazar a James, nadie duda de su talento, pero ya se le cuestiona porque no ha creado situaciones de gol o convertido, pocos analizan que ante Brasil inicio como mediapunta y cuando recibió el balón solo tenía adelante a Falcao pero marcado por dos rivales, la idea es que tenga 2 o 3 opciones de pase, pero Colombia ataca con pocos jugadores, luego se le colocó como volante derecho con responsabilidad de marca en un calor sofocante como el de Barranquilla y además desde un costado no se tiene el mismo panorama para gestar acciones ofensivas que estando por el centro del campo.

Lo mejor de Colombia actualmente es el bloque defensivo, pero ahora sufrimos por el ataque, todos los fines de semana nos vanagloriamos de los muchos goles que marcan nuestros futbolistas en el exterior, pero curiosamente en la Selección hay escasez de anotaciones, el reto del técnico Rueda es que se creen suficientes opciones de gol para que se puedan concretar algunas, que el equipo salga a ahogar al rival en su propio campo como sucedió con Chile en los primeros 30 minutos, pero el calor a las 6 p.m. le restó capacidad física al equipo, ahora a las 4 de la tarde, como se vio ante Brasil es muy complicado mantener un ritmo intenso sin luego pagar por ello, error al elegir la hora de los partidos.

La reaparición de Cuadrado genera confianza, ojalá se asemeje al que vemos en la Juventus. No hay duda que Colombia tiene con que ir al Mundial de Catar pese a las gabelas dadas con los errores de Queiroz, los puntos regalados ante Uruguay y Ecuador y algunas imprecisiones del actual estratega. Ganar o ganar es la consigna, ya que luego toca visitar a Brasil. Sumando las 12 puntos que quedan en casa se lograría el soñado cupo a Catar.