29 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Denuncian falta de voluntad política para cumplir acuerdo de paz en Colombia

26 de octubre de 2021
26 de octubre de 2021

Bogotá, 27 oct (EFE).- Líderes sociales afrodescendientes y campesinos de territorios afectados por el conflicto en Colombia coincidieron este martes en la falta de voluntad política para implementar el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC luego de cinco años de su firma.

Así lo manifestaron durante la presentación este martes en Bogotá del último informe de Verificación de la Implementación del Acuerdo de Paz de la Secretaría Técnica del Componente de Verificación Internacional del Acuerdo Final.

«No ha existido un avance satisfactorio, yo creería más bien que ha habido un retroceso», dijo Adriana Hernández, lideresa juvenil del Catatumbo (noreste del país), quien aseguró que «no ha existido la voluntad política de los gobernantes».

«Las personas comprenden que los trámites administrativos son lentos, pero no todo es eso: existe una voluntad nula en la implementación», insistió la joven.

En esa misma línea se expresó la representante legal de la cooperativa Coopmujeres de Guapi (en la costa Pacífica), Ana Isabel Alomía, quien dijo que lo que queda «es que el Gobierno cumpla todas esas promesas que le han hecho a los territorios, a la gente que no quiere más guerra».

«Yo creía mucho en el acuerdo porque era la manera en que las comunidades pudieran respirar paz y tranquilidad, pero vemos que no es así porque hasta el momento no ha pasado lo que se decía», dijo la lideresa de esta zona, donde casi la totalidad de la población es afro o indígena.

El arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Luis José Rueda, aseguró que «la implementación es lenta, como se había previsto, pero falta ponerle más amor, más ganas, más alma, más manos, más personas, más pueblo a la implementación de temas esenciales».

EL ESTANCAMIENTO DE LA TIERRA

Este 24 de noviembre se cumplirán cinco años de la firma definitiva del acuerdo de paz que no solo suponía la paz en más de cinco décadas de conflicto con la guerrilla más grande de Latinoamérica, sino importantes puntos en reparto de tierras, liderazgos políticos y desarrollo rural.

En ese sentido, la Mesa Técnica, en su décimo y último informe, señaló justamente el reparto de tierras como uno de los avances más lentos en la implementación del acuerdo.

Hasta el 30 de junio de este año, en el Fondo de Tierras, creado para el acceso de los campesinos a la tierra, había 14.751 predios con un área de 1.385.066 hectáreas, menos de la mitad de las tres millones de hectáreas previstas en el acuerdo para su distribución.

De éstas, en 52 meses solo se han entregado el 7,8 %, es decir, 4.521 hectáreas por mes. «A este ritmo, en los 12 años previstos de duración del Fondo solo se distribuirán el 21,7 % de lo pactado», señala el informe.

USTITUCIÓN DE CULTIVOSS

Por otro lado, uno de los logros del acuerdo de paz es el cumplimiento del 98 % del levantamiento de cultivos de uso ilícito por parte de familias, a pesar de que el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos (PNIS) solo ha comenzado con los planes alternativos de desarrollo de estas zonas en 8 de los 52 municipios acogidos al plan.

«No se han dado opciones reales para sustituir cultivos de forma efectiva, y eso hace que el conflicto armado se siga presentando en la región», aseguró el líder del colectivo Alconpaz, del Catatumbo (la zona con más cultivos de coca del país), Ronald Romero.

Además, según el informe «persisten los riesgos de seguridad» en los municipios del Plan, para «líderes que lo promuevan, técnicos de apoyo al programa o beneficiarios».

RESURGIMIENTO DE VIOLENCIA

También falta por acelerar la entrega de bienes y activos reportados por las FARC para la reparación a las víctimas donde hay «falta de acuerdos entre las partes para avanzar en la entrega de bienes».

Y se hace un llamado a proteger a los firmantes del acuerdo de paz, ya que 291 excombatientes han sido asesinados desde la firma del acuerdo, incluidas ocho mujeres, y la mayoría de estos asesinatos (el 70 %) se han registrado en territorios PDET, los más subdesarrollados del país.

«Estas zonas tienen una alta concentración de presencia violenta entre grupos armados como el ELN, Clan del Golfo, Los Pelusos y grupos pos-FARC entre otros, que se disputan el control de rentas criminales derivadas del narcotráfico, extorsión y la minería ilegal», apunta el informe.

Así, la Mesa Técnica «considera que es imprescindible que se acelere la implementación del acuerdo de paz de forma integral, especialmente, en los compromisos más rezagados para lograr los grandes retos de terminar el conflicto y construir una paz estable y duradera». EFE