20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Denuncian al jefe de inteligencia del Ejército colombiano por abuso sexual

13 de octubre de 2021
13 de octubre de 2021

Bogotá, 14 oct (EFE).- Una teniente del Ejército colombiano denunció por «abuso sexual violento» al jefe de la inteligencia de esa institución, general Mario González Lamprea, un caso que se reveló hace cuatro años y cuyas investigaciones no han tenido ningún avance, según reveló este miércoles una emisora de radio.

La subteniente Jeimy Lizeth Muñoz Cometa relató en la W Radio los hechos que ocurrieron en noviembre de 2017, cuando el entonces coronel le invitó a su despacho porque ella mostró su preocupación porque creía que por ser mujer no le estaban dando «la importancia en ubicarme en un cargo de lleno».

Él le aseguró que se lo iban a dar, pero cerró la puerta del despacho y comenzó a preguntarle por unos tatuajes que la mujer tenía en el cuerpo y a pedir que le enseñara el que tenía en el torso.

«Entonces me puso de pie de forma brusca e intentó mirar debajo del vestido (…) y luego me bajó la cremallera de la espalda y comenzó a manosearme y a besarme a la fuerza», narró la joven, ahora ya retirada del Ejército, asegurando que el alto mando llegó a meterle la mano en sus partes íntimas.

UNA INVESTIGACIÓN PARADA

La subteniente denunció ante los organismos del propio Ejército y la Fiscalía a quien hoy es el director de Inteligencia del Ejército, 25 años mayor que ella, pero las investigaciones llevan cuatro años sin avanzar.

«La investigación interna disciplinaria ha resultado inútil; no puede esperarse seriamente que alguien dentro de las Fuerzas Militares se meta con un oficial tan poderoso», denunció el periodista Daniel Coronell, quien reveló el caso en la W Radio.

Al novio de Muñoz, que también hacía parte del Ejército, «le dijeron que me convenciera de quitarle la denuncia al coronel porque se le estaba afectando el ascenso (a general)», apuntó la mujer.

Además, «la Fiscalía, que debe ser un cuerpo civil e independiente, ha entrado en una operación tortuga con el caso. Hay claros indicios de que hombres de inteligencia han interferido con la investigación», añadió el periodista colombiano.

La Fiscalía llegó a archivar el caso cuando el Congreso iba a estudiar el ascenso de González Lamprea a general y cuando finalmente se lo dieron lo desarchivaron, pero la fiscal encargada le aconsejó a Muñoz que «no se metiera en el caso».

El Ejército analizó los videos del ascensor y de la planta donde se produjo el encuentro que denunció la entonces subteniente donde concluyen que Muñoz estuvo 41 minutos en la oficina de González Lamprea, aunque no se ven las imágenes del interior.

«La subteniente Muñoz Cometa sale de la oficina del coronel siendo las 17:10:27 horas sin que se visualice alteración de su estado anímico, vestuario o efectos personales», concluye el «análisis segmentado de los videos», fechado el 30 de noviembre de 2017, y al que tuvo acceso Coronell.

El Ejército colombiano ya estuvo en el ojo de la polémica en 2020, después de que se revelasen casos de espionaje ilegal y corrupción, pero también de abusos sexuales a menores de edad, sobre todo, la violación de una niña indígena embera por parte de siete soldados, en un caso que abrió la veda de más acusaciones del mismo tipo.

Entonces, el jefe del Ejército, general Eduardo Zapateiro, llegó a admitir que desde 2016 ha identificado a 118 militares relacionados con distintos «casos de presuntos actos sexuales abusivos y violentos contra menores de edad», de los cuales 45 fueron retirados del cuerpo. EFE