23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Resocialización de menores.

12 de septiembre de 2021
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
12 de septiembre de 2021

La Defensoría del Pueblo reveló esta semana que a julio de este año 7.754 adolescentes y jóvenes han cometido alguna clase de delito, motivo por el cual están formalmente vinculados al Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes.

El informe se conoció en el lanzamiento del ‘Protocolo Defensorial para el Seguimiento al

funcionamiento del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes – SRPA -, a través del cual se hacen precisiones normativas y conceptuales respeto del funcionamiento y las competencias de quienes integran dicho sistema.

También se estableció que el 90% de los jóvenes que permanecen privados de la libertad son hombres y el resto, 10%, son mujeres.

Los delitos que con mayor frecuencia cometen los menores de edad son, tráfico, fabricación, porte de estupefacientes, hurto, violencia intrafamiliar, lesiones personales, y fabricación, tráfico y porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

Por su parte, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assís, manifestó que los adolescentes involucrados en conflictos y que permanecen privados de la libertad en centros de atención transitoria o especializada, enfrentan situaciones complicadas en esos lugares y le preocupa las difíciles condiciones en las que se encuentran los adolescentes en conflicto con la ley penal, principalmente aquellos privados de la libertad en los Centros Transitorios – Ceta -, en los Centros de Atención Especializada – CAE – y en los Centros de Servicios Judiciales para Adolescentes -Cespa -, en diferentes ciudades del país.

 Señaló igualmente el Defensor del Pueblo, que dicho sistema debe comprender que los adolescentes que están involucrados en la comisión de delitos, son sujetos de derechos y que se debe garantizar que su estancia en los lugares habilitados para su reclusión, sean pedagógicos y permitan la resocialización.

Camargo Assís hizo un llamado general para recordar que es de suma  importante que dentro del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes se observe a éste, como un sujeto de derechos, garantizando la justicia restaurativa, la verdad y la reparación del daño, de tal forma que las medidas adelantadas tengan el carácter pedagógico que exige el Código para la Infancia y la Adolescencia, la función protectora, educativa y restaurativa, porque los jóvenes pueden y deben apoyar la construcción de país como agentes de cambio social en sus comunidades, puntualizó el Defensor del Pueblo.

El protocolo permite que, a nivel nacional, departamental y municipal, se faciliten los procesos pedagógicos y que, además, se evalúen cada uno de ellos.

Desafortunadamente a nivel general, siendo muy doloroso lo de los menores de edad, en Colombia no tenemos una política criminal publica, que verdaderamente haga cumplir los mandatos constitucionales y legales como es el respeto a la dignidad humana y a los derechos humanos y se tenga verdaderos programas de resocialización que es uno de los objetivos dentro del proceso penal, objetivo este que se volvió paisaje.