30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Fiscalía incautó tres cargamentos de estupefacientes y capturó a una persona por estos hechos en Caldas

28 de septiembre de 2021
28 de septiembre de 2021

Manizales. La Fiscalía Seccional Caldas decomisó en los últimos días dos cargamentos de marihuana y uno de clorhidrato de cocaína, los cuales fueron interceptados en distintas vías del departamento de Caldas.

En los operativos fue capturado Javier Andrés Meléndez Guzmán, a quien le fue imputado el delito de tráfico de estupefacientes por una fiscal de la Dirección Especializada Contra Narcotráfico (Decn), luego de ser sorprendido en el Puente La Libertad de Manizales (Caldas) transportando 125 kilos 765 gramos de marihuana.

Un juez con función de control de garantías lo cobijó con medida de aseguramiento en la cárcel La Blanca de Manizales.

Las indagaciones dan cuenta que el alijo, al parecer, habría sido transportado desde el Cauca hacia Puerto Boyacá (Boyacá), pero en un puesto de control que la Policía de Tránsito tenía en la vía fue encontrado el cargamento.

Al parecer, cuando revisaron el baúl encontraron 33 paquetes rectangulares envueltos con cinta y empacados en bolsas plásticas. Así como nueve más que llevaban en su interior 157 bolsas transparentes tipo hermético. Todos contenían marihuana.

Clorhidrato de cocaína

El otro hallazgo se dio en la Y del sector de Acapulco, jurisdicción de Viterbo, en donde uniformados de la Policía de Tránsito tenían un puesto de control. Allí un hombre que iba en una motocicleta huyó al ver el retén y arrojó una maleta que llevaba en su interior 11,9 kilos de clorhidrato de cocaína.

A su vez, la Policía Antinarcóticos y el Ejército Nacional, en el tramo vial de Cerrito – Cabuya, jurisdicción de Viterbo, encontraron un campero abandonado que tenía en su interior 438 kilos de marihuana repartidos en 26 paquetes de diferentes tamaños.

Las autoridades presumen que el estupefaciente era transportado del Cauca hacia Bello (Antioquia) y que pertenecía a la organización delincuencia Los Pachely que opera en ese municipio antioqueño.

Durante las diligencias, los juzgados de Arserma (Caldas) y de Manizales decretaron la incautación, con fines de comiso de los tres vehículos.