20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por Ing. Jaime Fernando Rodríguez Rocha El emprender como estilo de vida

30 de septiembre de 2021
30 de septiembre de 2021

Por Ing. Jaime Fernando Rodríguez Rocha

[email protected]com

Sin duda la palabra emprendimiento es una acepción a la cual se le han dado varios enfoques y conceptos muy amplios. A fin de facilitar su comprensión y así una mayor apropiación, vamos a utilizar como herramienta pedagógica de ilustración, acción, empoderamiento el verbo “emprender” a través de un ejemplo para ilustrar su significado de manera amplia y holística.

Un joven llamado Paulus quería aprender a tocar guitarra, ya sus amigos lo hacían, así es que ahorró y compró su guitarra eléctrica para luego aprender a interpretarla de manera individual, seguramente para luego divertirse, crear un grupo musical o cualquier cosa posible.

Pues bien, él decidió emprender, tocar un instrumento musical, en este caso la guitarra, para lo cual necesitaba el instrumento, por lo que decidió emprender, ahorrar parte de su mesada semanal con el fin de comprarla y posteriormente emprender su aprendizaje de manera autónoma y autodidacta utilizando el canal de Youtube donde tuvo millones de instructores a través de los múltiples videos allí alojados. Hubiera podido elegir emprender, aprender con el acompañamiento de un profesor quien hubiese acelerado la curva de aprendizaje. El resultado, al no haber contado con una guía o plan claro, como tampoco con un modelo pedagógico estructurado de aprendizaje, como lo hubiera tenido con un profesor, fue el de comentarnos que “no pude”, con toda la nostalgia y tristeza generada por el resultado final, después de haber invertido tiempo, dinero, energía etc.… y perdiendo en un alto porcentaje lo más importante de todo, como lo es, no alcanzar el sueño deseado.

Emprender, en su acepción más simple y amplia, indica ‘empezar o iniciar algo’ que conlleva riesgo, disciplina, esfuerzo, continuidad y aun así, se puede no alcanzar en algún momento lo deseado o en la mayoría de ocasiones tras muchos intentos. Este se deriva del término francés entrepreneur, que significa ‘estar listo a tomar decisiones o a iniciar algo’ (Rodríguez, 2009). Lo que sin duda si se obtiene del fracaso o no logro de algo es un claro y valioso aprendizaje de cómo no se debe hacer, y esa ya es una valiosísima lección.

De manera general toda actividad de emprender implica acción, y sin acción no se materializa nada, y si queda una insatisfacción, a veces paralizante. Para subsanar este fenómeno humano vale mencionar que siempre se debe insistir, persistir, resistir y nunca desistir como fórmula para alcanzar lo deseado.

Emprender implica efectuar un proceso para su lógica y acertada ejecución y poder minimizar el riesgo de no logro. Nace de una IDEA – SUEÑO – NECESIDAD – OPORTUNIDAD – CURIOSIDAD etc. Es el ¿qué? A continuación, establecer la MOTIVACIÓN – PASIÓN. Es el ¿para qué? y el ¿por qué? Se continua mediante la elaboración de un PLAN – PROYECTO o GUIA a seguir para mantener un orden lógico, establecer el alcance y el tiempo requerido. Dentro de estos se define el equipo, si se requiere, así como las actividades, métodos y recursos necesarios. Es el ¿cómo? ¿cuándo? Luego inicia la EJECUCIÓN – REALIZACIÓN la cual ejecuta las actividades definidas y puntos de control para evaluar los logros. Finalmente llega la APLICACIÓN – SATISFACCIÓN – UTILIZACIÓN donde retornan los beneficios esperados. Es la ¡satisfacción!

El emprender es un concepto tan amplio que involucra todo un estilo de actuar y de pensar, además de soportar un plan o modelo de vida, no solamente a crear riqueza, sino a darle un horizonte “moral” a la vida, dando sentido a los proyectos de realización personal.

Seguramente se han quedado con la incertidumbre de ¿qué paso finalmente como desenlace del emprender musical del joven Paulus? Pues bien, él nos manifestó textualmente y con inmensa tristeza “No pude”. Una de las personas allí presentes y de nombre Jackson, nombre que le gustaba tanto que cada uno de sus hijos lo llevaba precediendo su segundo nombre, Jackson José, Jackson Adolfo, Jackson Erlinda etc., le respondió rápida, oportuna e inteligentemente “Si pudiste, no lo hiciste del todo bien, pero, si pudiste, y nunca digas que no pudiste porque te lo puedes creer. Ve y sigue intentándolo y poco a poco lo irás logrando y mejorando” Y así fue, Paulus mejoró la interpretación de la guitarra, no para ser un concertista dedicado, pero si para acompañarse y cumplir su sueño de tocar un instrumento. Pero evidentemente el mayor logro que obtuvo Paulus, fue la lección de nunca decir “No puedo”, porque siempre se puede hacer el mejor esfuerzo y así conseguir los logros fijados.

Podemos emprender en cualquier campo, sobre cualquier tema, con cualquier persona la oportunidad es total.

Este artículo forma parte de una serie de varios sobre emprendimiento, tema por el cual he vivido apasionadamente durante mi vida y cuya experiencia deseo compartir con aquellos que les atraiga el emprender.