20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Defensor del Pueblo pide acciones urgentes para mejorar la atención de salud en el Quindío

30 de septiembre de 2021
30 de septiembre de 2021

Armenia (Quindío), 30 de septiembre de 2021. El departamento de Quindío presenta una problemática aguda en la atención en salud en las redes pública y privada generada, en buena parte, porque las EPS no pagan oportunamente los servicios prestados y facturados a sus usuarios, lo que a la vez ha ocasionado un déficit presupuestal en toda la red de atención del Estado.

Así lo anunció el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, durante una visita al departamento en la que llamó la atención a las autoridades para tomar las medidas necesarias con el fin de evitar afectaciones en el derecho a la salud de los ciudadanos de esa región del país.

“Para el caso del Quindío esta situación resulta más preocupante ante el cierre del hospital La Misericordia de Calarcá, durante tres semanas, por estar sujeto a intervención de la Superintendencia de Salud, afectando gravemente la atención a más de 100.000 habitantes de Calarcá, Córdoba, Buenavista, Pijao, Génova y del Norte de Valle, Caicedonia y  Sevilla”, aseguró el Carlos Camargo.

“Vinimos al departamento del Quindío para evidenciar de primera mano las diferentes problemáticas que afectan a la población y para escuchar de viva voz sus denuncias. No vamos a permitir que se ponga en riesgo la integridad y el bienestar de la población por cuenta de las deficiencias en la atención de los servicios de salud”, dijo el Defensor del Pueblo.

Agregó que la Regional Quindío ha liderado y facilitado el espacio para que se desarrollen mesas de conciliación entre los hospitales de cada uno de los municipios y las EPS, logrando así el flujo de recursos que requiere el sistema de salud para su funcionamiento.

Carlos Camargo pidió a las EPS que, de forma urgente, realicen pagos significativos a la red pública y privada y a las IPS que apliquen planes de austeridad y cobros de cartera, para evitar cierre de servicios o cierre total de la atención en salud.

Durante su recorrido, el Defensor del Pueblo también visitó las instalaciones de la SIJIN donde permanecen detenidos cerca de 400 personas y pidió mejorar la atención a la población privada de la libertad en el departamento, la cual calificó de deficiente. Por un lado, en el establecimiento penitenciario de Armenia hay un hacinamiento del 26 por ciento y las condiciones de reclusión no son respetuosas de la dignidad humana.

Por otro, en las visitas a los centros transitorios de detención realizados por funcionarios de la Defensoría se encontraron internos con fuertes afectaciones a nivel de salud, como alergias y brotes en su piel, reiteradas infecciones y dolencias a nivel dental sin la atención debida, pacientes psiquiátricos sin recibir medicamento y tratamiento adecuado, personas con heridas expuestas a infecciones y recién intervenidas quirúrgicamente y sin continuidad en sus tratamientos posoperatorios, entre otras graves situaciones que vulneran sus DD. HH.

El Defensor del Pueblo insistió en que todas esas anomalías en las estaciones de Policía y Centros Transitorios de Detención “generan situaciones de violencia, producen condiciones de reclusión objetivamente indignas, sumadas a los riesgos propios de la pandemia de la COVID-19. Estas condiciones anulan cualquier pretensión de resocialización, pues son centros transitorios que no cuentan con la estructura para que la población privada de la libertad pueda desarrollar actividad alguna”.