20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Concordancia, y-e, sintaxis, subjuntivitis

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
28 de septiembre de 2021
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
28 de septiembre de 2021

Quisquillas de alguna importancia 

‘Tigres e hienas’: aun al oído le disuena esta equivocada construcción. 

‘Debemos hacernos responsables de nuestros errores, porque ellos son consecuencia de nuestra irresponsabilidad, de nuestra ignorancia o de nuestro descuido’. En esta oración, el pronombre ‘ellos’ (masculino plural) concuerda con el sustantivo que reemplaza, ‘errores’ (masculino plural), y no con el predicado, de género y número distintos, ‘consecuencia’ (femenino singular). Es la norma. En la frase que aparece en la parte superior derecha del crucigrama, su redactor hizo concordar erróneamente el pronombre con su predicado, ‘ellas’ con ‘víctimas’: “Trata de no enojarte con los que te agredan; ellas son las principales víctimas de su propio odio” (LA PATRIA, 16/9/2021). En esta oración, según lo explicado, el pronombre debe construirse en masculino plural, pues reemplaza a ‘los que te agredan’, así: “…ellos son las principales víctimas…”. Lógica gramatical. Nota: a pesar de lo que enseña hoy la Academia de la lengua, el verbo ‘agredir’ sigue siendo para mí  ‘defectivo’: ‘agredan’ disuena, mejor, ‘ultrajan’. ***

Cuando en la oración la conjunción copulativa ‘y’ antecede inmediatamente a una palabra que empiece por ‘i’ o por ‘hi’ debe sustituirse por ‘e’, verbigracia, ‘pacíficos e ingenuos’, ‘telas e hilos’. Elemental. Pero si la misma conjunción antecede inmediatamente a una palabra que empiece por los diptongos ‘ia’, ‘ie’, ‘io’, casi siempre con ‘hache’ inicial, no  cambia, pues el sonido no es el mismo del de la ‘i’, por ejemplo, ‘enálage y hiato’, ‘agua y hielo’, ‘ososo y hioideo’. Sin embargo, al titulador de Eje 21 no le sonó mal la combinación, y escribió un titular así: “Asesinan a un policía e hieren a otro en un ataque en el sur de Colombia” (Judiciales, 17/9/2021). “Asesinan a un policía y hieren a otro…”. ‘Tigres e hienas’: aun al oído le chirría esa equivocada construcción.***

En la redacción no deben mezclarse los tiempos verbales, el pretérito con el presente, por ejemplo. Lo hizo así el columnista de Papel Salmón Fernando Alonso Ramírez en su artículo “El almibarado encanto de la palabra” (LA PATRIA, 18/9/2021). Dos muestras: “Lo segundo que más me gustó es que se trata de…” y “El tercer elemento que me cautivó es que…”. En esta clase de oraciones, según las normas de la sintaxis, el verbo del predicado debe construirse en el mismo tiempo del verbo principal, pretérito simple de indicativo en los ejemplos glosados, así: “Lo que más me gustó fue…” y “El elemento que me cautivó fue…”. Con el presente de indicativo se aprecia bien esta norma: “Lo que más me gusta de este autor es su autenticidad”, no ‘fue’, ni ‘era’ ni ‘será’. En el mismo artículo escribió: “Es por allí en donde nos va mostrando…”. En esta construcción gramatical, a la preposición ‘por’ se le debe contraponer la misma preposición, que no puede ser reemplazada por la preposición ‘en’, pues ésta denota quietud, inacción. En cambio, el complemento de la preposición ‘por’ en la frase del columnista indica actividad, movimiento. Debió, por tanto, ser redactada así: “Es por allí por donde nos va mostrando…”. Afortunadamente, no cayó en el ‘que galicado’ (‘es por allí que nos va mostrando’), que consiste en la contraposición de la partícula ‘que’ mediante el verbo ‘ser’ a los adverbios ‘como’ (de modo), ‘donde’ (de lugar) y ‘cuando’ (de tiempo) y a complementos. ***

Después de una prolongada pausa volví al pabellón de los infectados por la ‘subjuntivitis’, en donde encontré al Fraile, autor de las “Cartas a Juan José”. Las muestras que dieron positivo fueron éstas: “…productor del ‘líquido súper láctico de la consorte del toro’, como dijera Don Luis de Góngora y Argote”; “…por la notable gestión que hiciere su propietario” (LA PATRIA, 19/9/2021). El especialista le dijo que si en realidad el señor don Luis lo ‘dijo’, tenía que expresarlo así, con el pretérito de indicativo, no con el subjuntivo; y lo mismo, si el propietario ‘hizo’ la gestión, pues, dígalo así, “que hizo”. Y le añadió: los prefijos van pegados al sustantivo que determinan, ‘líquido superláctico’.

[email protected]