20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia no registra verdadera magnitud del Alzheimer

21 de septiembre de 2021
21 de septiembre de 2021
Colombia no dispone de registros poblaciones recientes que den cuenta de la real magnitud de la demencia en el país. Foto: Unimedios

Las dificultades para tener un conteo real de la magnitud de la enfermedad en Colombia depende, entre otras condiciones, de la fidelidad del registro, pero los sistemas de salud no presentan de manera correcta el número de los enfermos ni la variedad de la enfermedad, lo que hace imposible obtener esta información.

Para el profesor Rodrigo Pardo Turriago, del Grupo de Neurociencias de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, Colombia no dispone de registros poblacionales recientes que den cuenta de la real magnitud de la demencia en el país.

Y aunque se estima que existen entre 13 y 15 personas con demencia entre los 60 y 70 años por cada 1.000 habitantes y cerca del doble –entre 26 y 30– después de esta edad, aclara que se trata de cifras un tanto inexactas debido a algunos sesgos en su estimación.

Las proyecciones más recientes –del 2015, con la Encuesta Nacional de Salud Mental y el Proyecto-Encuesta Salud, Bienestar y Envejecimiento (SABE)– evidencia un aumento en la población adulta mayor con demencia.

Por otra parte, entre 2013 y 2018, en el Sistema Integrado de Información de la Protección Social (Sispro) se registraron más de 10.000 personas entre los 0 y 64 años diagnosticadas con enfermedad de Alzheimer tardío, algo inusual si se tiene en cuenta que dicha etapa se da después de los 65 años.

La neuropsicóloga Sara Romero Vanegas, candidata a doctora en Salud Pública de la UNAL, explica que el Alzheimer puede ser de inicio temprano, antes de los 65 años, o tardío, después de los 65 años, la forma más frecuente.

Tal hallazgo la hizo cuestionarse sobre “cómo se están clasificando los pacientes y si el Manual de Clasificación Diagnóstica y Estadística de los Trastornos Mentales o CIE 10 –utilizado en el país– es una herramienta óptima para clasificarlos”.

Agrega que “un diagnóstico inadecuado imposibilita hacer análisis de la situación de salud de estos pacientes e impide que se puedan establecer acciones o políticas acordes con la situación; de hecho, en Colombia no existe una política pública dirigida a la población con Alzheimer”.

Diagnóstico social

Para aportar en este aspecto, la investigadora Romero adelanta su trabajo doctoral “Exploración de necesidades multidimensionales en la demencia: un abordaje desde el reconocimiento como justicia social en Colombia”, con la tutoría de los profesores de la Facultad de Medicina, Rodrigo Pardo y Marisol Moreno.

Al respecto, afirma que su proyecto se enfoca en las necesidades multifactoriales (condición social, acceso a salud, etc.) de pacientes con demencia leve, sus familias, cuidadores y la red de profesionales relacionados y tiene el propósito de convertirse en insumo para generar políticas en salud dirigidas a esta población, desde un marco del reconocimiento como eje de la justicia social.

El profesor Pardo menciona que “para el país es importante generar un diagnóstico social y de servicio de las dificultades que afrontan las personas con Alzheimer en distintos regímenes de aseguramiento”.

Colombia no dispone de registros poblaciones recientes que den cuenta de la real magnitud de la demencia en el país. Foto: Unimedios

“Los resultados del trabajo de investigación de la neuropsicóloga y candidata a doctora serán relevantes porque al igual que en otros países del mundo, a medida que la edad avanza, la frecuencia de casos de Alzheimer aumenta, es decir, en la medida en que la población colombiana envejece y aumenta su expectativa de vida, aumenta numéricamente el impacto de la demencia entre nosotros”.

En ese sentido, vale la pena mencionar que la magnitud del problema no se mide en la frecuencia de aparición de esta condición sino en la carga de enfermedad, esta es el producto de la frecuencia por el costo de cada caso.

El neurólogo Pardo indica que “en Cali se realizó un estudio económico sobre lo que supone la carga de enfermedad en Colombia, cuyos estimativos sugieren que el costo por paciente/año podría ser tan alto como 30 millones de pesos en costos directos y algunos indirectos”.

Añade que esta cifra quizá no refleja el tiempo que los cuidadores dedican al acompañamiento y dejan de recibir ingresos.

Un día para recordar…

El Alzheimer se considera como la nueva epidemia del siglo XXI. Se estima que para 2050 el número de personas con esta condición ascenderá a 152 millones.

Por ello la OMS conmemora el 21 de septiembre el Día Mundial del Alzheimer, enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales.

Con dicha conmemoración se pretende crear conciencia sobre esta enfermedad, que afecta no solo a los pacientes sino también a los cuidadores directos y familiares.

La UNAL se vinculará a este día a través del café virtual “De lo básico a lo público”, organizado en apoyo con el Doctorado en Salud Pública, el cual tendrá lugar el próximo 21 de septiembre a las 10:00 a. m., por plataforma Zoom https://zoom.us/j/95930865691 y YouTube.

Agencia de Noticias UN – Unimedios