20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Acusan a un mayor de la Policía por muerte de joven en protestas

18 de septiembre de 2021
18 de septiembre de 2021
Imagen Alerta Tolima

Bogotá, 18 sep (EFE).- El mayor de la Policía Jorge Mario Molano Bedoya fue acusado por la Fiscalía por el homicidio del joven Santiago Murillo, ocurrido en mayo pasado en la ciudad colombiana de Ibagué, durante las protestas del paro nacional.

Así lo informó este viernes la Fiscalía en un comunicado en el que detalló que acusó al alto oficial por el delito de «homicidio agravado».

«Las audiencias preparatorias de juicio comenzarán el próximo 25 de noviembre y el procesado seguirá privado de la libertad», agregó la información.

La investigación permitió establecer que Molano «supuestamente, disparó su arma de dotación de manera indiscriminada y sin razón alguna», pues la jornada de protesta ya había pasado.

La información de la Fiscalía añade que uno de los disparos de Molano «al parecer, impactó a la víctima, de 19 años, que caminaba solo rumbo a la casa y era ajeno a la protesta que se presentó».

Según la evidencia técnica y testimonios de peritos el mayor Molano Bedoya «desconoció los protocolos institucionales de reacción y control multitudes, y dan cuenta de la coincidencia entre el arma del oficial y el proyectil que le causó la muerte al joven» en mayo de este año.

El mayor Molano, para entonces comandante de la Estación de Policía Norte, fue suspendido de sus funciones en la Metropolitana de Ibagué.

Santiago Murillo es uno de los rostros más visibles de las violaciones de derechos humanos por las que es acusada la Policía de Colombia, responsable, según organizaciones civiles, de actuar con fuerza desmedida en las protestas contra la política social y económica del Gobierno.

En agosto pasado la Fiscalía colombiana le dijo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que tiene constancia de 57 fallecidos durante las protestas que tuvieron lugar en Colombia, de las cuales 29 se dieron en el marco de las movilizaciones, cuatro meses después de que comenzaran.

Sin embargo, diversas organizaciones de derechos humanos elevan esa cifra a 84, al menos 20 por disparos de la Policía. EFE