29 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Serán adjudicados servicios de alojamiento, alimentación e interpretación ambiental del Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya

9 de agosto de 2021
9 de agosto de 2021

Bogotá, Agosto 09 de 2021. Parques Nacionales Naturales reitera que el contrato de ecoturismo comunitario con la Asociación Yarumo Blanco para el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya no fue cancelado. El mencionado contrato 003 de 2009, inició su ejecución el 19 de marzo de 2010 con plazo de 10 años. En marzo de 2020 se suspendió por la pandemia y se firmó en octubre la primera prórroga de 5 meses, luego el 8 marzo de 2021 se firmó la segunda prórroga por 4 meses que se vencieron el 9 de julio de 2021.

En aras de fortalecer el ecoturismo comunitario y de seguir trabajando de la mano con las comunidades en la conservación de las áreas protegidas, la entidad se dispone a convocar un proceso competitivo para que participen entidades sin ánimo de lucro (ESAL) del área de influencia del SFF Otún Quimbaya, que puedan operar los servicios de alojamiento, alimentación e interpretación ambiental.

Estos contratos se suscribieron en el marco del Decreto 777 de 1992 reglamentario del artículo 355 constitucional, para impulsar programas y actividades de interés público. Dicho Decreto, fue derogado por el Decreto 092 de 2017, el cual establece que para la contratación con entidades sin ánimo de lucro de manera directa, estas deben aportar el 30% en efectivo del valor del proyecto o del contrato de lo contrario, se debe adelantar un proceso competitivo para que se presenten ofertas de manera pública e igualitaria.

De este modo en las próximas semanas se realizará una convocatoria pública para la operación de los servicios ecoturísticos del Santuario de Flora Fauna y Flora Otún Quimbaya, en la cual podrán participar todas las organizaciones comunitarias del área de influencia (Incluso Yarumo Blanco).

Esta convocatoria garantiza un proceso competitivo como lo concibe la norma, que además democratiza la contratación y le permite a la entidad seleccionar la propuesta más favorable, que esté de acuerdo a los estándares de conservación que requiere esta área protegida.