21 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Una apuesta seria del teatro en Manizales/ Por: Rodrigo Zuluaga G. Los Chicos del Jardín

4 de agosto de 2021
4 de agosto de 2021
Viviana Hoyos y David Carmona en escena con la obra Ceniza.

Todos sabemos que la ciudad de Manizales tiene una robusta tradición teatral, por algo el Festival Internacional de Teatro que se realiza en la ciudad ha sabido sostenerse por más de 50 años, siendo la meca indiscutible del Teatro en Colombia. Aunque no han faltado las dificultades, en especial las de tipo económico, que son las que hieren de muerte al movimiento teatral.

No obstante, dentro del movimiento cultural de hoy en la ciudad, sobresale un proyecto cultural: Los chicos del jardín, una propuesta nueva, enormemente novedosa y distinta, con proyección local, nacional e internacional.

Este colectivo está integrado por profesionales egresados del programa de teatro de la Universidad de Caldas, ellos hacen una apuesta seria por el teatro, corriendo todos los riesgos que se tienen que correr cuando se asume una responsabilidad de cara al teatro y al movimiento cultural de la ciudad y del país.

No es el típico grupo de aficionados que decide hacer teatro, no. Es un colectivo de profesionales, incluso alguno con posgrado, dispuestos a agarrar el toro por los cachos, como decíamos en jerga taurina. Hacen una especie de creación colectiva porque todos pueden actuar y todos pueden dirigir en su momento.

Inicialmente siendo estudiantes todavía, como proyecto de pregrado pusieron en escena una pieza del dramaturgo-poeta Aristides Vargas, titulada Jardín de pulpos y por esa circunstancia, en un festival los llamaron Los chicos del jardín de pulpos y así se quedaron como “Los chicos del jardín”. Bonito y comprometedor nombre.

Luego ponen una adaptación de la obra De la tierra a la luna de Julio Verne, bajo la dirección de Andrea Marín. Después de esta experiencia deciden enfrentarse a un texto de uno de sus integrantes, ahora director David Carmona, Polvo, en ella dan rienda suelta a los conocimientos adquiridos por el director en el grupo español El Pont Flotant de Valencia. Obra que llevan a varias ciudades del país y con la que obtienen varios reconocimientos a nivel nacional e internacional.

Después de todo, como colectivo deciden hacer una revisión de sus experiencias y entonces hacen Cenizas una especie de investigación de tipo personal- vivencial y proyectada a un futuro inmediato pero incierto. Por el interés manifestado por la actriz Viviana Hoyos y de común acuerdo llevan a escena, bajo la dirección de un nuevo integrante Daniel Alzate, El nuevo traje del Emperador de Christian Andersen, con la que tienen experiencias con niños y jóvenes.

Equipo de trabajo: Jully Andrea Castillo, , Julián Buitrago, Carolina Marín, David Carmona, Daniel Carvajal, Daniel Alzate,, Viviana Hoyos.

Es una agrupación teatral atípica. Tienen en mente lo ecológico porque están en un lugar campestre. Quieren ser autosostenibles, hacer mercadotecnia que les permita vivir de su trabajo actoral. Quieren que el teatro sea un convivio donde se pueda apreciar una obra y disfrutar una copa de vino. Quieren ser una Compañía sostenible que pueda también hacer investigación teatral. Desean hacer escuela de espectadores, donde el público sepa cómo se hacen las obras y opinar sobre las mismas en sana convivencia cultural. Los chicos del jardín quieren apoyar a las demás agrupaciones de la ciudad, ofreciendo su escenario para ensayos a los que no tienen sede.

Este es el proyecto cultural y artístico más ambicioso que tenemos actualmente en la ciudad, y debe ser apoyado por el estado porque respira juventud y ganas de comerse el mundo, ganas de acertar en medio de las problemáticas de un país como Colombia que apoya muy poco al sector cultural y artístico.