17 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Informador, 63 años de vida noticiosa

1 de agosto de 2021
Por Jorge Enrique Giraldo Acevedo
Por Jorge Enrique Giraldo Acevedo
1 de agosto de 2021
El 7 de agosto cumple 63 años de creado el periódico El Informador, cuya sede principal está en Santa Marta, la ciudad que registra uno de los principales destinos turísticos de la región caribe colombiana.
El diario es el decano del periodismo en el departamento del Magdalena; fue fundado el 7 de agosto de 1958 por José Benito Vives De Andréis y casualmente comenzó a circular el mismo día en que inició labores como presidente de Colombia el político liberal Alberto Lleras Camargo. No está por demás recordar que, en esa fecha, con su ascenso al poder en su segundo mandato, se inició también el gobierno conocido como Frente Nacional, acuerdo que logró el político liberal en julio de 1956 con el dirigente conservador Laureano Gómez Castro, con el cual se dieron las bases de la transición bipartidista del gobierno durante dieciséis años. Así fue como, después de Lleras Camargo, la nación tuvo como presidentes, en su orden, al político conservador Guillermo León Valencia, al liberal Carlos Lleras Restrepo y al conservador Misael Pastrana Borrero.

Después de recordar la coincidencia política, es preciso aseverar que, en este medio de comunicación impreso, como lo indica su presentación, se vive la noticia. Del fundador del periódico se anotó en la publicación Historias del Magdalena, de Raúl Ospino Rangel, que «es un legado que perdura en el tiempo». Don José Benito Vives De Andreís, conocido en la ciudad como «Pepe Vives», considerado «El Gran Patriarca», nació en Santa Marta el 3 de abril de 1893 y murió en su tierra natal el 30 de abril de 1984; es decir, a los a los 91 años de edad. Fue uno de los grandes hombres que ha brotado el departamento del Magdalena, destacándose como gobernador, secretario departamental de gobierno, secretario departamental de hacienda, alcalde de Santa Marta, representante a la Cámara y senador de la república.

Don «Pepe Vives» tuvo la oportunidad de viajar a Estados Unidos y a su regreso, tras casarse con Silvia Rosa Campo Díaz-Granados, hija del expresidente de Colombia José María Campo Serrano, comenzó a adquirir poder político que complementaba con su gran destreza para los negocios. En el Magdalena reconocen que fue él gran patriarca, visionario y gran líder de los Vives. Logró adquirir buena parte de las propiedades que dejó la United Fruit Company. Creció viendo al país transitar por las revoluciones y guerras, en las que su padre fue uno de los furibundos colaboradores de la revolución liberal de principios del siglo XX; hoy es recordado por todos y permanece la huella indeleble de aquel, que más que gobernante, fue un verdadero hijo de la ciudad. Era hijo de Nelson Vives Vergara y Manuela De Andréis, su padre era un maestro de escuela, comerciante, cultivador de tabaco y de banano. A él se le considera, entre otras de sus muchas importantes gestiones, la creación de un periódico al que dio el nombre de El Informador.

Sin lugar a dudas, podemos decir que es un periódico donde diariamente se publican opiniones de libres pensadores que abordan temas políticos y sociales; en El Informador, sobresalen los hechos del departamento del Magdalena, su capital Santa Marta, y en general de la costa caribe colombiana; pero también tiene cabida la información objetiva sobre Colombia y del mundo. La crítica se da desde un punto de vista constructivo y coadyuvando a los intereses de la comunidad. La dirección general de esta organización periodística está a cargo de don Alfonso Vives Campo, uno de los 8 hijos de don «Pepe Vives”, quien ha sido reconocido por la misma Policía Metropolitana de Santa Marta y a nivel nacional, como una persona que ha contribuido al fortalecimiento de la seguridad y la convivencia ciudadana.
Personalmente, nunca olvidaré como empresa al periódico El Informador debido a que, en la década de los años 60, fue mi escuela del periodismo al darme la oportunidad de publicar en sus páginas diversas notas de diferente índole que me dieron las bases para laborar luego en la capital, en compañías como Todelar, Producciones JES, R.C.N. radio y TV, Sutatenza, Caracol y finalmente en el Ministerio de Hacienda. Larga vida para El Informador.
 
Fusagasugá, Cundinamarca