20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Covid-19 deja sin empleo al 24% de los jóvenes latinos

13 de agosto de 2021
13 de agosto de 2021

Por Guillermo Romero Salamanca

La tasa de desempleo en Latinoamérica y el Caribe alcanzó casi un 24% en el primer trimestre del año en curso, así lo analiza el organismo de la ONU que monitorea el mundo laboral al señalar que la región precisará desarrollar estrategias específicas para contrarrestar los efectos de la pandemia que dejan sin oportunidades a los jóvenes entre 15 y 24 años.

“El impacto de la pandemia de COVID-19 coloca a la población joven de América Latina y el Caribe en riesgo de convertirse una generación sin oportunidades laborales o educativas para construirse un mejor futuro, advirtió este jueves la Organización Internacional del Trabajo”, dice el informe.

Los jóvenes son uno de los colectivos que padecen con mayor intensidad las consecuencias sociales y económicas de la emergencia sanitaria en la región puesto que no encuentran empleo y muy a menudo deben desempañar actividades informales para tener algún ingreso, así sea mínimo.

Los datos de la OIT dan cuenta de un 23,8% de desocupación en los jóvenes entre 15 y 24 años durante el primer trimestre de 2021, el nivel más alto desde 2006, año en que empezaron esos registros. La cifra representó un aumento de más de tres puntos porcentuales con respecto al nivel previo a la pandemia.

Así, la participación juvenil en el mercado de trabajo alcanzó apenas un 45,6% en ese periodo, lo que implica que entre dos y tres millones de jóvenes estaban sin ocuparse por la inexistencia de oportunidades laborales.

“DESACTIVAR” LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA

En un mensaje con motivo del Día Internacional de la Juventud, el director para América Latina y el Caribe de la Organización señaló que será necesario desarrollar estrategias destinadas específicamente a mejorar el empleo juvenil para “desactivar” los profundos efectos de la pandemia y evitar que las secuelas se extiendan por mucho tiempo.

“Esta generación ha experimentado los impactos del COVID-19 en muchas áreas: la interrupción de sus programas educativos o de formación y las actividades de puente hacia el mercado de trabajo (aprendizaje y pasantías), la pérdida de empleo y de ingresos, y la perspectiva de enfrentar mayores dificultades para encontrar una ocupación en el futuro”, explicó Vinicius Pinheiro.

Agregó que los jóvenes padecerán estas consecuencias en los próximos años de su vida laboral, corriendo el peligro de convertirse en “una generación del confinamiento”.

Según Pinheiro, “aunque la demanda de empleo comience a ser más favorable debido a un mayor dinamismo económico, las oportunidades de trabajo para los jóvenes continuarán muy restringidas”.

Además, la elevada incidencia de la informalidad entre estos trabajadores, que afectaba a seis de cada diez jóvenes antes de la pandemia, podría incrementarse aún más, advirtió.

COLOMBIA EN EL PUESTO 17

Sigue descendiendo el número de personas fallecidas víctimas por el Covid-19 y ahora el país se ubica en el puesto 17.

Durante más de dos meses estuvo en los primeros 4 lugares.