21 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La otra primera línea

30 de julio de 2021
Por Hernando Arango Monedero
Por Hernando Arango Monedero
30 de julio de 2021
Notaria ha sido la aparición de una nueva y dramática versión de la «Nueva Primera Línea¨, ésta, constituída por jueces y  magistrados de la República. De esta manera, tenemos que los jueces han decidido establecer que para poder llevar a  algunos de los delincuentes que actúan en las barricadas con las cuales ´´Cortan las Rutas¨, según denominan a este acto delincuencial los  que visitaron a nuestra país en nombre del CIDH, y quienes consideraron que tales actividades eran conexas con la protesta social y quienes, además, agregaron que la muerte de algunos ninos, el ataque a misiones médicas, el impedir el paso de alimentos para la población y para animales, el impedir el tránsito de mercancías y otras actividades similares o más graves, están justificadas y la responsabilidad de sus efectos recaen sobre el Estado, tiene que  hacerse sin que para ello se haya ejercido ningún tipo de violencia o fuerza sobre quién actúa y debe ser aprehendido.

Estos jueces han resuelto que quienes han sido señaalados, con pruebas, de haber torturado y luego asesinado a un ciudadano, no representan peligro para la sociedad y que podían tener detención domiciliaria fundamentado en que la mujer era madre de familia.. Olvido el juez que esa madre sí pudo abandonar a los suyos para cometer tal atropello y ahora sí constituye su condición de madre en la razón para no ser detenida intramuralmente.

Y en otros casos los delincuentes preparan sus ataques y acuerdan el cómo realizarlos, pero no es prueba la presentación de sus celulares y las grabaciones en ellos contenidos, a más de poseer elementos para esos fines, y resuelve liberarlos.

Pero no son sólo estos jueces. El Consejo de Estado resolvió aceptar una tutela para suspender un decreto del Ejecutivo que llamó al Ejército a cooperar en la guarda del orden y prestar servicios de escolta en las carreteras, por considerar queel Ejecutivo excede los límites de su poder en el control del orden público. Esta determinación, así sea transitoria, essimplemente coadyuvar con los elementos disociadores, restándole poder y capacidad de la defensa de los ciudadanos por el Gobierno. Olvida el juez que, quien puede los más, puede lo menos y el Presidente puede decretar la Conmoción interior, con lo que puede suspender las garantías ciudadanas para el control del orden.

No es, entonces, raro ver determinaciones judiciales que amparan solicitudes de ciudadanos quienes, para nadaencontraron impedimentos para salir a marchar al llamado del los gestores del tal paro, y ahora se hacen cruces cuandodeben retomar sus labores. Los jueces, ahora obedecen al FECODE, instigadores ayer de reuniones y manifestaciones y hoy se muestran alarmados por el potencial contagio de sus alumnos. Vaya! Vaya!  Y los jueces disponiendo medidas sin consultar a los entendidos.

No cabe dudas. Son la misma ralea.

Bogotá, julio 28 del Segundo Ano de la Peste.