16 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Innovación transversal

15 de julio de 2021
Por Judi Xiomara Meléndez Martínez[1]
Por Judi Xiomara Meléndez Martínez[1]
15 de julio de 2021
“La innovación es más que la creación de nuevos productos, es un diario vivir que trasciende a todos los aspectos y personas de las compañías, para sobrevivir, ganar mercado y proyectarse hacia el futuro”.

Continuamente, las empresas pueden realizar actividades enfocadas a mejorar su participación de mercado. Una de esas realidades, es la venta de nuevos productos, los que son ideados, fabricados y ofrecidos como respuesta al continuo cambio de las necesidades de los clientes.

Este requerimiento de novedad en el portafolio tiene multitud de activadores, a través del también cambiante ambiente: vicisitud política, desenvolvimiento de la sociedad, deterioro medioambiental, variabilidad económica, adelantos científicos y tecnológicos; siendo las tendencias que muestran las percepciones, comportamiento y usos en la población, para provocar el ajuste de la oferta de las compañías.

Otro aspecto que se tiene en cuenta a la hora de innovar, es la información de lo que está haciendo la competencia de la empresa y el sector industrial al que se pertenece.

Con el conocimiento ambiental en la mano, descrito anteriormente, las compañías usan varias técnicas según cada disciplina del conocimiento, para encajar el quehacer empresarial y sus ofrecimientos a la gente, esto va más allá de la simple elaboración de productos y servicios novedosos, son métodos que retan las capacidades de observación, corroboración y prospección del posible negocio en el mercado; implican a tal nivel a las empresas, que envuelven la redacción, implementación y evaluación de la estrategia de compañía.

Esta estrategia general a todos los campos dentro de la entidad, abarca la mayoría de los matices de la innovación como tal; es decir, la creación del nuevo producto propiamente dicha, la transformación de los procesos y organización del ente económico, y los avances en metodologías para realizar marketing.

Todos los tipos de innovación mencionados, se acompañan del fomento a las acciones de intra-emprendimiento, la compra de información del ecosistema, y la adquisición de tecnologías novedosas para apoyar los desarrollos de innovación interna hacia el exterior, estos pondrán a las entidades en una ventaja competitiva.

La mezcla singular que cada ente económico realiza de acuerdo a sus posibilidades, es la “Innovación transversal”, entendida como todo tipo de cambio, para no sólo mejorar el quehacer empresarial presente, sino también para proyectarse al futuro próximo, teniendo en cuenta el pasado, siempre con la visión de impulsar la mejora de las condiciones.

Es así, como el conjunto de asuntos innovadores requiere, indiscutiblemente, de un proceso rápido, constante y multidisciplinario, para vislumbrar posibilidades de manera abierta, que luego se evaluará su pertinencia, de forma interpretativa tanto de las tendencias como de las necesidades de la población a la que sirve.

Por un lado, la rapidez de acción, hace que la empresa sea oportuna ante las situaciones del contexto, principalmente a las disruptivas; por otro lado, la continuidad en el obrar innovador y su correspondiente verificación en el cliente, mejora el actuar de la compañía y a la vez percibe los cambiantes requerimientos del mercado a tiempo; para completar las tres actividades, con la actuación multidisciplinaria de los colaboradores, que se realiza de varias maneras, desde llevar a usar los aportes de los expertos, como también de quienes operan el día a día en la relación con los usuarios intermedios y finales; esto de por sí se recoge en reuniones programadas, buzón de sugerencias, PQRS, proyectos y demás eventos que programe la empresa, “el escuchar los diferentes puntos de vista, enriquece maniobrabilidad y perspectivas definidas”.

Toda esta recopilación de datos se realiza sin olvidar la información que se obtiene de manera automática sobre los comportamientos del consumidor o del mercado en general, a través de los medios digitales, que brindan datos sobre las preferencias de los clientes, la competencia y el ambiente.

En conclusión, con los datos globales y locales del país, la industria donde se mueve la empresa, confrontándolos con lo que se desea cubrir, se suma lo encontrado en la interrelación con el cliente; dando como resultado los elementos para generar cambios de organización, procesos, métodos y productos en la compañía, apoyándose en las iniciativas internas y externas que mejoran la cotidianidad de la entidad y crean crecimiento en el mercado.

[1] Profesional en Mercadeo y Publicidad