10 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

hipermetropía y   miopía.

18 de julio de 2021
Por Víctor Zuluaga Gómez
Por Víctor Zuluaga Gómez
18 de julio de 2021

Cuando hacemos alusión a lo que ocurre en otras latitudes como Cuba y Venezuela, entonces se afirma que los hipermétropes tienen una capacidad para ver lo que ocurre a los lejos y se les olvida poner de presente y analizar lo que ocurre cerca, en nuestro país. Y claro, eso tiene sentido.

Hace ya algunos años estuve visitando la Isla  y pude ser testigo de la situación vivida por los cubanos, cuando en determinado momento decidimos tomar un taxi y apartarnos de los recorridos oficiales. El taxista resultó ser un ingeniero que confesó, obtener más ingresos como taxista que como ingeniero. También, dicho por algún empleado del hotel, si bien para los turistas hay toda clase de alimentos, para los cubanos hay una restricción enorme en el caso de la carne. La señal de televisión es limitada y hace poco pudimos también comprobar que el acceso a internet también lo es.

Decía en aquella época, que muy pronto los jóvenes se encargarían de iniciar todo un proceso de rebelión contra el régimen debido a las restricciones evidentes que se hacen en materia alimentaria, traslado de un lugar a otro y claro, medios de comunicación controlados por el régimen y en fin, una libertad restringida. Y lo decía porque la Cuba de 1959 que se embarcó y apoyó el proceso revolucionario de Castro no es aquella en donde los negros no podían ingresar a ciertos barrios de los magnates que controlaban las empresas azucareras, tabacaleras y los casinos. Esa Cuba, convertida en verdadero burdel para turistas, desapareció. Y sin lugar a dudas, los logros en materia educativa y de salud fueron bien importantes. Sin embargo, el bloqueo de los Estados Unidos, el convertirse el azúcar en un producto cada vez más tóxico para el organismo y una industria de tabaco que tuvo su apogeo, también comenzó a deteriorarse pues el consumo de tabaco se convirtió en un hábito perjudicial para la salud. Todo ello tendría su efecto en la economía cubana.

Pero allá, como aquí y en Chile y otras latitudes, la inconformidad de la juventud se ha hecho evidente y entonces debemos preguntarnos si es un problema del socialismo o también lo es del capitalismo o de la globalización.

Creo que hay problemas en ambos que es necesario corregir. Hay en nuestro caso, desigualdades inocultables que la juventud está denunciando y exigiendo cambios de inmediato.