27 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El esloveno Primoz Roglic, campeón olímpico contrarreloj; Urán, octavo

28 de julio de 2021
28 de julio de 2021

Tokio, 28 jul (EFE).- El ciclista esloveno Primoz Roglic se convirtió este miércoles en campeón olímpico de ciclismo contrarreloj al imponerse en el circuito internacional de Fuji, por delante del neerlandés Tom Dumoulin, medalla de plata, y el australiano Rohan Dennis, bronce.

Roglic paró el reloj en un tiempo de 55:04.19 para recorrer los 44,2 kilómetros del recorrido, un minuto más rápido que Dumoulin y Dennis, en una actuación espectacular en la que en la parte final superó a los dos rivales que habían salido antes que él, el danés Kasper Asgreen y el portugués Joao Almeida.

El ciclista esloveno, ganador de dos Vueltas a España en 2019 y 2020 y que perdió el Tour de Francia 2020 precisamente en una contrarreloj contra su compatriota Tadej Pogacar, consiguió con esta victoria sacarse la espina de su última participación en la ronda francesa, donde tuvo que abandonar en la novena etapa por las heridas provocadas por varias caídas en la primera semana.

Tras los puestos de podio quedaron el suizo Stefan Kueng, cuarto, el italiano Filippo Ganna, actual campeón mundial contrarreloj y principal favorito que se tuvo que conformar con el quinto puesto, el belga Wout van Aert, el danés Asgreen, el colombiano Rigoberto Urán, el belga Remco Evenepoel y el neozelandés Patrick Bevin, que cerró los diez primeros lugares.

El representante español en la prueba, Ion Izagirre, abandonó por problemas musculares. Justo después de acabar su primera vuelta se confirmó el abandono por «problemas musculares en ambos sóleos», según informó la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC).

Roglic fue el más rápido en los 44,2 kilómetros de lucha contra el crono de Tokio 2020, dispuestos en dos vueltas a un circuito de 22,1 kilómetros, con salida y llegada en el circuito internacional de Fuji, con una primera parte en bajada, varios kilómetros de ascenso hasta el décimo y un descenso hasta el repecho de entrada al trazado de velocidad, a 4 kilómetros de la meta.

Su victoria se forjó en una disputadísima crono, que hasta la salida de Roglic había liderado el colombiano Urán, con un meritorio tiempo de 57:18.69, por delante del belga Evenepoel. Tras ellos comenzó una encarnizada batalla en los tiempos intermedios por los favoritos que quedaban por llegar.

Dumoulin primero, Roglic después… Todos iban rascando segundos en una competidísima contrarreloj en la que faltaban los dos favoritos: el todoterreno Van Aert y el favorito Ganna.

El transalpino comenzó dominador, mejor tiempo en los primeros 9,7 kilómetros, pero no fue capaz de mejorar a Roglic en el kilómetro 15, ni tampoco a Dumoulin en el 22,1. Pero Roglic, lanzado hasta el punto de adelantar de forma simultánea al danés Kasper Asgreen y al portugués Joao Almeida, con los que acabó haciendo lo que parecía un tren de relevo.

Dumoulin había mejorado en 1:13 a Urán, pero apenas unos minutos después llegó un Roglic pletórico, perfectamente acoplado en su bicicleta, para mejorar al neerlandés en 1:01.39 y ponerse al frente de la tabla de tiempos. Tan concentrado venía el esloveno que siguió pedaleando aún superada la recta de meta.

Ganna no solo no pudo mejorarle, sino que ni siquiera logró entrar en un podio disputadísimo, decidido en un puñado de segundos entre Dumoulin, Dennis, Kueng y él mismo. Ninguno de ellos fue rival para un Roglic que les sacó un minuto a todos para lograr la gloria olímpica en Fuji. EFE